viernes, 10 de febrero de 2017

Cenas que debes evitar si no quieres subir de peso





Ocurre que al terminar el día la cena puede ser la comida que menos nos importa degustar, tal vez solo para cumplir la rutina diaria y es que en la sociedad actual le damos menos importancia por ser el “cierre del día” y caemos en el error de consumir platos fáciles como las que vienen a continuación y solo nos agrega kilos de más al organismo, veamos más de este tema.


Mantener nuestro peso y cuidar nuestra salud, son dos conceptos que podemos cumplir si evitamos consumir los siguientes productos en especial en las cenas pues nos aportarían más grasa, estos son:


Nuggets de pollo, aunque sean fáciles de cocinar, aunque los hagamos al horno y nos ahorre tiempo, lo cierto es que estos productos poco tienen de pollo y están rebosantes de grasas, harinas refinadas y sodio. Si quieres pollo cocínate una pechuga a la plancha la cual puedes hacer en minutos y es mucho más saludable y ligera.

Sopas ramen en bote, lo más fácil del mundo para preparar, solo abrimos el bote, agua y listo la cena esta lista, pero ambas sabemos que aquí hay gato encerrado, estos productos contienen mucho sodio, grasas e hidratos simples. No sacian el hambre y energéticamente hablando son muy densas, es decir vas a almacenar mucha energía y… a dormir. Adicionalmente, contienen glutamato monosódico, un componente que estimula nuestro apetito. Si quieres un sabio consejo, haz una sopa casera, demora un poco más pero para tu cena y salud es lo mejor que podrás comer.

Palitos de pescado o pescado empanizado, el mismo concepto de los Nuggets se cumple aquí, si quieres saber de qué están hechos, pues te diré que tienen gran cantidad de “sobrantes” del pescado normal, por este motivo la calidad de sus proteínas es baja, en cambio sí posee altas cantidades de harina refinada, tienen grasas y sodio en altas proporciones. En cambio, abrir una lata de atún al natural es igual o más rápido que cocinar palitos de pescado y nutricionalmente es más recomendable.



Hamburguesas congeladas, la primera opción si buscan preparar una cena rápida y de buen gusto al paladar, pero estas hamburguesas no se escapan de las grasas y el sodio que tiene en altas cantidades, se siente, pues acentúan el sabor del plato y provoca seguir comiendo. Este tipo de producto posee grasas trans y varían las cantidades de hidratos simples en su preparación. La recomendación para evitar este plato es preparar un buen filete de ternera a la plancha, el sabor delicioso estará ahí también.

Pizza congelada, una de las preparaciones que más azúcar tiene en su interior, adicionalmente posee grasas y sodio en cantidades no menores por lo que resulta una preparación que no sacia sino que provoca seguir comiendo más y más.

Pasta de bote, que a diferencia de una pasta seca hervida la de bote lista para consumir tiene saborizantes que elevan las cantidades de sodio y grasas es decir da más calorías al plato, por eso mejor es reemplazar este tipo de productos por un puñado de fideos secos hervidos en casa, es un consumo más sano para ti.

Hot dogs o salchichas, tienen más del doble de grasa que de proteínas y una alta proporción de sodio, si quieres evitar engordar deberás dejar de consumirlas, en especial en la cena. Existen para su reemplazo, bocadillos de carne frescas, incluso jamón cocido o serrano que tiene mucha mejor calidad nutricional que las salchichas.


Ensaladas envasadas, solo nos referimos al tipo que tienen más calorías que las papas fritas, muchas de estas ensaladas listas para consumir, tienen añadidos que están colmados de grasas y/o azucares como rebozados, salsas y/o quesos agregados.

Pasta o arroz congelado, como los arroces tres delicias hasta los ravioles en salsa congelados listos para calentar tienen muchas calorías y concentrados de hidratos simples, grasas y sodio. También contienen azucares en su preparación, por eso reemplaza estos productos con arroz hervido en casa o pasta fresca cocinada con tus propias manos.


Ojo que no dije que fuera fácil dejarlas de consumir, te dije que si las consumías en especial en la cena, irremediablemente vas a ganar peso, puede parecer que saben mejor pero en su composición está el detalle dañino que merma tu salud, además que tienen poca calidad nutricional, por eso debes empezar a reemplazarlas por comidas más sanas que tú puedes elaborar en casa.

La posibilidad de preparar cenas saludables están en páginas webs así como lees estas líneas, recetas sanas y sabrosas que tienes a tu disposición, si empiezas por la cena puede que también te guste mejorar tu alimentación diaria completa, tu cuerpo te lo agradecerá y tu silueta comenzara a tomar proporciones más atractivas para ti, y claro para quienes te rodean.


Las imágenes que se muestran fueron encontradas en la red, tienen sus propios autores y/o dueños, solo se han colocado como información y guía del tema que estamos tratando.
Si te agrado este articulo, no olvides suscribirte a la página Aquí





0 comentarios: