miércoles, 18 de enero de 2017

Malos hábitos que te hacen subir de peso





Sigues dietas para bajar tu peso, pero la balanza no te da buenas noticias o incluso te da muy malas, de repente es porque tienes malos hábitos que te hacen subir de peso, la mayoría de personas no se dan cuenta de ellos e incluso algunas piensas en ellos como positivos pero la realidad es muy diferente.



En la actualidad, las personas se van a los extremos, a veces tienen poca información y otras veces por el exceso de ellas adquieren malos hábitos que nos pueden pasar factura a largo plazo. Aquí te compartimos los malos hábitos más comunes, si te sientes identificada podrás planificar la mejor forma para eliminarlos de tu día a día.

Saltarte comidas creyendo que esto te hará perder peso, puedes sentirte hambrienta pero, prefieres saltarte comidas para perder peso de una forma “más rápida”, esto no es más que un error común que podemos cometer cuando estamos siguiendo una dieta.

Creemos que tenemos que comer menos cuando lo que realmente deberíamos hacer es “comer mejor”, en caso tengas hambre y nos referimos al hambre normal y no emocional, deberías comer comida normalmente ya que tu cuerpo te pide alimento, por eso no conviene ignorarlo.

No tienes por qué hacer cinco comidas, aunque eso pueda ayudarte a llegar con menos hambre en las comidas principales y ordenar tu dieta. Lo importante es que independientemente del número de comidas que hagas, debes procurar consumir alimentos y no productos, ya que esto te ahorrara incluir grasas no deseables y azucares en tu consumo.


Hacer dietas détox fuertes a base de batidos, veamos más como es este caso pues es obvio que vas a perder peso si llevas una semana exclusivamente a base de zumos o batidos, pero también estas ingiriendo una cantidad de calorías inferior al necesario diario, además en su forma líquida por este motivo vas al baño más seguido. El problema a todo esto es que este proceso fuerte te hará perder más líquidos que grasa y al no estar consumiendo los nutrientes necesarios en estos días puede afectar negativamente tu vida laboral, vida doméstica, tu rutina en general.

Ahora viene una noticia peor pues lo común es que después venga el efecto rebote al incluir luego dietas de alimentos habituales después de haber pasado X días consumiendo solo zumos. Una dieta détox puede desintoxicarte, pero tienes que tener un buen nutricionista para evitar el impacto negativo, recuerda que tus riñones también están encargados de desintoxicarte al igual que tu hígado, por este motivo procura tenerlos en perfecto estado ya que para eso están.


Ir al gimnasio y solo hacer cardio, ya que normalmente las primeras semanas funciona bien, correr en la cinta, luego ir a la bicicleta, de ahí subir a la elíptica y terminas en clases de spinning o baile. Un conjunto de ejercicios cardios pero nada de ejercicio anaeróbico puede ser buena opción al comienzo, pero poco a poco te darás cuenta que necesitas más esfuerzo para seguir bajando de peso.


Lo que sucede es que los ejercicios aeróbicos o cardio, logra que nuestro organismo se adapte, es decir, hacemos un gran esfuerzo al iniciar y lo sentimos pero mientras vayamos practicándolo, poco a poco nuestro cuerpo se hace más eficiente y por ende gastaremos menos energía (o consumo de grasas) para realizar el mismo trabajo. Lo que podemos hacer es incluir rutinas de ejercicio anaeróbicos como el trabajo con pesas o incluso solo con nuestro peso corporal y hacer intervalos entre estos dos.


No descansar ni dormir bien, es muy perjudicial, ya que el descansar es uno de los tres pilares del fitness. No se trata solo de dormir sino de descansar para que nuestro cuerpo pueda seguir funcionando correctamente al día siguiente. El dormir mal o dormir menos que el tiempo que necesitamos provoca ciertos cambios en nuestra flora intestinal, favoreciendo la ingesta de alimentos de baja calidad.

Además la dieta y el sueño van de la mano y se retroalimentan, buenas dietas logra un mejor descanso nocturno, por eso no subestimes el poder del sueño.

Los snacks que consumes son comida ultraprocesada y no son considerados alimentos, por eso en la media mañana o en la media tarde cuando te dan antojos tu mano va a las barritas de cereales, tortitas de arroz, refrescos azucarados o aperitivos salados para pasar el hambre. Lo normal es que tengan una gran cantidad de azucares añadidos o estén hechos con aceite de palma.

Tu mejor opción es comer alimentos en lugar de productos, esto incluye los antojos de picar algo, opta por frutas como manzanas o plátanos que caben en bolsos, perfectas para ingerir frente a la pc, bolsitas de frutos secos que no están ni fritos ni tienen sal, también los batidos hechos por ti, ojo no zumos pues deben tener la fruta entera, son opciones saludables que puedes tener, así cuidas tu alimentación y no sumas kilos de más.


Pasarte con el alcohol los fines de semana, y es que subestimamos la cantidad de calorías que tienen las bebidas alcohólicas sin importar si son azucaradas o no. Lo cierto es que muchas personas pueden tener una buena rutina, una buena dieta muy saludable de lunes a viernes pero cuando llega el fin de semana se cae todo por la borda, a veces pensando que es el “premio” por llevar la semana así.


Primero, entérate que el alcohol en sí, sin importar la bebida en q este son calorías vacías de nutrientes, además, hacen un gran aporte calórico cerca de 7 kilocalorias por gramo, mucho más que las proteínas y los carbohidratos, todo esto sin que nos dé saciedad. Si quieres perder peso debes dejar el alcohol a un lado.


Pasar solo una hora en el gym no es suficiente, sobreestimamos el esfuerzo que hacemos en una hora en nuestro entrenamiento, confiamos demasiado en las pulseras cuantificadoras o en los contadores de calorías de las maquinas cardio que ciertamente no son muy acertadas. Lo peor es pensar que estar un rato en el gimnasio y después estar sedentarios todo el día es suficiente y eso no es así.

Integrar más movimiento a nuestro organismo en la vida diaria debe ser una prioridad, recuerda que lograr empatar una dieta sea buena o mala con ejercicio es difícil, nuestro cuerpo es rápido ingiriendo calorías y requiere mucho esfuerzo deshacerte de ellas. Una vida activa, subiendo o bajando escaleras, ir en bicicleta, jugar con los sobrinos o primos, disminuir el tiempo de tv y de pc, va de la mano con una mejor dieta saludable puede ser tu mejor opción para decirle adiós a esos kilos que no extrañaras.



Las imágenes que se muestran fueron encontradas en la red, tienen sus propios autores y/o dueños, solo se han colocado como información y guía del tema que estamos tocando.
Si te agrado este articulo, no olvides suscribirte a la página Aquí





0 comentarios: