jueves, 29 de diciembre de 2016

Personas negativas te llenan de estrés toxico, cuida tus fiestas





Puede que estas personas pasen desapercibidas entre la gente, sin embargo la negatividad que llevan, puede ser mortal hasta el extremo de portal un cartel que diga “mi negatividad mata”, pero ¿Qué tan grave puede ser pasar el tiempo con alguien así?, bueno veamos más de este tema.



Existen estudios donde se ha demostrado el impacto del estrés y sobre tu efecto negativo en el cerebro. En roedores se demostró que algunos días de estrés como las que enfrentamos en épocas como navidad en familia, reuniones comunitarias o incluso la preocupación del desempeño laboral comprometen la eficacia de las neuronas del hipocampo, este es un área importante del cerebro responsable del razonamiento y la memoria. Semanas de exposición causan un daño reversible a las dendritas neuronales, en definitiva afecta a las neuronas y a sus comunicaciones, si multiplicamos este tiempo en meses, podría ocurrir que se pierdan neuronas permanentemente.

También en anteriores publicaciones, hemos mencionado que mucho depende de tu control, uno normalmente puede lidiar con ciertas cantidades de ansiedad y estrés que cargan nuestras propias responsabilidades que elegimos adquirir, es decir nosotras mismas nos imponemos tener una carga de estrés. Puede llamársele “estrés positivo” ya que nosotras mismas hemos decidido esto, tiene una razón de ser y somos conscientes que lo hacemos por los resultados. Pero este mismo principio no se puede aplicar al estrés producido por la negatividad de personas que no podemos soportar.


Una investigación refuerza este hecho, en el departamento de Psicología Biología y Clínica de la Universidad Friedrich Schiller en Alemania, han descubierto que la exposición a estímulos negativos del tipo de los quejosos patológicos, descalificadores, “culposos” y personas negativas en general, tienen las mismas reacciones emocionales que se experimenta cuando se esta extremadamente estresado, y ocurre lo mismo que en los estudios anteriores, a mas tiempo una soporta esto, peor es para el cerebro.

Pensamientos negativos como, si llueve  es malo, si sale el sol también, da a entender que no importa las circunstancias, ya que el “tema en cuestión es quejarse. Muchas personas gastan mucho tiempo en descalificar todo lo que las rodea buscando el fallo, sumando a este tipo de actitud aparecen rasgos de ira si es que los asistentes no están de acuerdo con sus quejas.

Las personas tienden a opinar y dar o no la razón a estas personas negativas, pero lo cierto es que sus opiniones y comentarios caerán en vacío ya que en realidad ni tan siquiera quieren tu opinión. Estas personas negativas disfrutan el proceso de quejarse, y al darles cuerda alimentas su hambre y ansias de atención emocional, lo cierto es que estas personas negativas son adictas a tener esta actitud que puede compararse con cualquier otra adicción.

Y es que según la ley de la concentración hay un pasaje en el libro de la gente tóxica: “cuanto más piensas en una cosa, mas esta se hace parte de tu realidad”, lo cierto es que si solo te concentras en lo que está mal, durante mucho tiempo, y así te vas convenciendo que todo está mal, al final para ti y solo para ti terminara estándolo, sea o no que sea verdad y nadie podrá convencerte de lo contrario. Quien lo intente está arriesgando su propia salud en el proceso de ayudarle a enfocarte y ver la realidad.


También cabe mencionar que estas personas tóxicas, cuando le llevas la contraria presentan episodios de ira prolongada, esta actitud si llega a afectarte y contagiarte hace estragos en el organismo en forma de presión arterial alta, ansiedad, dolores de cabeza y problemas de circulación. En las investigaciones se muestran que incluso solo un episodio de cinco minutos de ira es tan estresante que puede poner en riesgo tu sistema inmunológico durante más de seis horas. Todos estos problemas pueden conducir a problemas más graves como ataques cardiacos y accidentes cerebrovasculares.

Mucho cuidado con estos casos y de igual forma con la gente de su entorno, pues la negatividad es contagiosa, y no solo de este tipo, pues desde 1948 existe un proyecto médico que recopila información y pueden dar fe de que hábitos y sentimientos como  la soledad, la negatividad e incluso la felicidad es tan contagiosa como cualquier enfermedad vírica.

Sin embargo en los estudios también se demostró que la felicidad es menos contagiosa que la infelicidad, pues según este cada amigo feliz incrementa las posibilidades de que una persona obtenga felicidad en un 11%, pero en el caso de la infelicidad solo se necesita un amigo triste para duplicar la probabilidad de que un individuo sea infeliz.

El resultado de todo esto nos da una triste conclusión, que no podrías salvar a las personas negativas, agresivas, rencorosas o infelices, pero ellos si pueden hundirte a ti. Puedes aun estar escéptica sobre estos argumentos médicos, pero si esto no te pone en alerta, al menos tu misma debes intentar mantener tu nivel de ira y estrés en los menores niveles posibles. Esto debe ser una regla para cualquier persona negativa o extremadamente negativa e insoportable, y para nosotras que siempre encontramos gente asi en cada esquina, puede ser difícil evitarlas, pero recuerda que tu salud esta de por medio, entonces solo queda intentar esquivarlos.


Las imágenes que se muestran fueron encontradas en la red, tienen sus propios autores y/o dueños, solo se han colocado como información y guía del tema que estamos tratando.
Si te agrado este articulo, no olvides suscribirte a la página Aquí





0 comentarios: