martes, 29 de noviembre de 2016

Tratamientos caseros para la caída del cabello





En la actualidad puede ser que tanto la contaminación o el estrés afecte a la mayoría de mujeres en cuanto a caída de cabello, incluso afectan más que la genética, pero puedes detenerla con estos tratamientos caseros y en caso de estrés con bajar un poco la marcha, pero veamos más de este tema.



Usar té verde en el cabello, como muchas sabemos este tiene antioxidantes que previenen la caída del cabello y te ayudan a que crezca, para poder usarlo tenemos que hervir dos bolsas de té verde filtrante en una taza de agua, dejamos enfriar y lo aplicamos a nuestra cabeza. Esperar con esta aplicación por espacio de una hora antes de enjuagar nuestra melena, y listo.

Usar jugo de cebolla, que si bien puede que muchas estarán de acuerdo que el olor es insoportable, los resultados lo valen ya que el jugo de cebolla ayuda a tratar la pérdida del cabello debido a su alto contenido de azufre porque este mejora la circulación en los folículos pilosos y por lo tanto los regenera. Debes extraer el jugo de la cebolla y aplicarlo directamente en el cuero cabelludo, esperamos por 30 minutos y enjuagamos, finalmente recomendamos lavar con shampoo para quitarte el olor fuerte de la cebolla.

Usar jugo de Betabel/remolacha, el cual contiene carbohidratos, proteínas, potasio, fosforo, calcio y vitaminas B y C. estos nutrientes son muy necesarios para el crecimiento del cabello, así que si ingerimos este jugo con cierta frecuencia podrías lucir una melena sana y atractiva de ahí en un tiempo.

Usar romero y almendras, estos dos compuestos pueden trabajar conjuntamente, en el caso del romero se ha utilizado en tratamientos del cabello durante siglos, si lo combinamos con aceite de almendras su potencia crecerá aún más. Póntelo en las zonas afectadas por la caída del cabello en espacio de media hora y luego enjuaga la zona.

Usar aloe vera, ya que contiene enzimas que promueven el crecimiento sano, además tiene propiedades alcalinas que pueden ayudar a equilibrar el pH del cuero cabelludo. Aplicamos el jugo o gel del aloe sobre el cabello y esperamos un par de horas, luego retiramos con agua tibia. Debes repetir este proceso entre tres  a cuatro veces por semana para resultados óptimos.

Espero que nos cuentes en tus comentarios los resultados por haber usado algunos de nuestros métodos y tratamientos caseros, siempre estaremos buscando as información útil para ayudarte con tu Salud así como para potenciar tu belleza natural, sigue con nosotras.


Las imágenes que se muestran fueron encontradas en la red, tienen sus propios autores y/o dueños, solo se han colocado como información y guía del tema que estamos tratando.
Si te agrado este articulo, no olvides suscribirte a la página Aquí





0 comentarios: