miércoles, 9 de noviembre de 2016

Consuma solo la sal necesaria





Sabemos que nuestro cuerpo necesita cierta dosis de sal por el sodio que contiene, pero también debemos estar enteradas que el exceso de este mineral puede disparar la presión arterial y el estrés del corazón así como los vasos sanguíneos, veamos más este tema de cuidado.



Si estás interesada en disminuir el consumo de sodio, trata de seguir al menos por estos días, estos seis consejos de la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Harvard:

Elija alimentos mínimamente procesados, si son no elaborados mejor, los productos que vienen enlatados o los congelados están a menudo abarrotados de sal en exceso.

Revisa las etiquetas y elije los productos de bajo contenido de sodio, en caso compre alimentos procesados, escoja aquellos en los que el contenido de sodio es inferior o igual a las calorías por porción, según las tablas nutricionales que deben estar ahí mismo.

Alimentos comunes tienen altas dosis de sal, enterare cuales son, en el caso de las pizzas con embutidos, el pan blanco, queso fundido, perros calientes, espaguetis con salsa, jamón, salsa de tomate, arroz y tortilla de harina son solo algunos de ellos, trata que estos productos tengan poca o ninguna participación en tu dieta normal.

Cuando vayas a comer fuera, revisa el contenido de sal, como en el caso de algunas comidas rápidas, el nivel de sal puede superar los 6000 miligramos de sodio por porción, lo que significa que es hasta cuatro veces el limite diario saludable. Reduzca el tamaño de sus porciones, comparta su plato o trate de encontrar opciones bajas en sodio y no se olvide de mencionar al mesero que su plato sea preparado con poca sal.

Reduzca el sodio, para el caso de que quieras comprar bocadillos salados o alimentos muy procesados, escoge productos como cereales integrales, frutos secos y legumbres ya que son más saludables.

Entrena tus papilas gustativas, aunque no lo creas si se puede acostumbrar a nuestro paladar a alimentos bajos en sodio, según un estudio, este encontró que las personas disfrutan comidas bajas en sodio casi tanto como la comida común, en otras palabras si se puede entrenar el sentido del gusto para disfrutar comidas más sanas.

Todos estos cambios funcionan mejor si se hacen gradualmente, seguro que en el proceso te darás cuenta que exagerar en las porciones de sal no es tan necesario para el sabor como siempre lo creíste, disfruta de más de nuestras publicaciones y sigue con nosotras.


Las imágenes que se muestran fueron encontradas en la red, tienen sus propios autores y/o dueños, solo se han colocado como información y guía del tema que estamos tratando.
Si te agrado este articulo, no olvides suscribirte a la página Aquí





0 comentarios: