miércoles, 19 de octubre de 2016

¿Qué tiene de especial ayunar?





Muchas de nosotras puede pensar que ayunar es el caso más extremo que se puede llegar si de bajar de peso se trata, otras que es un buen método para depurar el organismo y lo más básico es que piensen que es un acto religioso de oriente, pero ¿acaso no sabes que ayunar puede ser una estrategia válida para cuidar tu salud?, veamos más de este tema.



Existen tantos aliados como detractores sobre el ayuno y con los mejores conceptos que hemos encontrado te brindamos información para que puedas tener una base y optar si te conviene ayunar por tu salud o si crees que no es necesario, veamos entonces más sobre el ayuno:


Por el ayuno

El ayuno puede tomarse como una forma de restricción calórica y sobre todo, usado de forma intermitente con no más un día de ayuno, esto se ha probado tener iguales efectos que la restricción calórica diaria pero con un beneficio extra en el mantenimiento de la masa magra del organismo.

Y no solo es un buen recurso para adelgazar, sino que en un estudio realizado con gente obesa ha demostrado que el ayuno intermitente favorece la salud cardiovascular y contribuye a prevenir enfermedades asociadas.

También con un ayuno intermitente podemos conservar el metabolismo activo y recibir algunos otros beneficios metabólicos, pues una investigación publicada en el 2013 concluyo que este recurso ayuda a reducir la grasa y el peso corporal. También la presión arterial y la circunferencia de cintura. Inclusive ayuda a elevar el colesterol bueno del organismo o HDL, todo esto indica que ayunar al igual que la restricción calórica prolongada que se suele usar para adelgazar puede alejarnos del síndrome metabólico y sus consecuencias.

El ayuno intermitente desencadena reacciones en el organismo que podrían prevenir el envejecimiento prematuro del cerebro y sus funciones contribuyendo a la prevención de enfermedades neurodegenerativas como ha sido probado en un estudio en Ageing Research Reviews.

Como un dato adicional, un ayuno no muy prolongado sino intermitente, puede ser de mucha ayuda para controlar nuestro apetito, pues si bien no comeremos por 12 horas seguidas. Después, al momento de hacer una ingesta podrá ser más abundante que cuatro o cinco comidas diarias, entonces de igual manera nos vamos a sentir saciados y con un metabolismo activo pero realizando menos comidas al día.



En contra del ayuno

Aquellas personas detractoras de la idea del ayuno, dicen que esta estrategia exige un sobreesfuerzo del organismo al colocarlo en una situación desfavorable en la cual no hay sustratos energéticos y este debe accionar otras vías para sostener funciones vitales.

Pueda ser que el ayuno prolongado genere ansiedad pero esto se soluciona con un ayuno intermitente el cual no llegara a ocasionar un gran nivel de hambre, ni apetito en el organismo y tampoco estresara o reducirá el metabolismo.

Los que normalmente realizan ayunos prolongados de más de un día, pueden sobre exigir considerablemente a su cuerpo y podrían sufrir efectos secundarios de la creación de cuerpos cetónicos tales como mal aliento, mareos, perdida de concentración y bajo rendimiento, sin embargo si se realiza un ayuno intermitente de doce horas, nada de esto sucederá, sino que como se ha probado en personas practicantes de la religión Ramadán, puede tener efectos positivos sobre marcadores inflamatorios y factores de riesgo cardiovascular del organismo.

Vemos que los que están en contra del ayuno remarcan su posición en los efectos asociados a la falta de energía por largo plazo, pero la salud no se ve perjudicada si acortamos los tiempos de ayuno o lo volvemos intermitente.


Entonces caemos en la cuenta que, el ayuno si resulta una estrategia válida para cuidar la salud siempre y cuando no resulte prolongado sino controlado, acotado o intermitente.


Las imágenes que se muestran fueron encontradas en la red, tienen sus propios autores y/o dueños, solo fueron colocadas como información y guía del tema que estamos tratando.
Si te agrado este articulo, no olvides suscribirte a la página Aquí





0 comentarios: