sábado, 8 de octubre de 2016

El efecto del azúcar en nuestro cerebro





Muchas de nosotras no entendemos como ese polvito blanco y dulce, que hace más ricas las galletas, las tortas, las golosinas, turrones y dulces en general pueda ser dañina para nuestro organismo, ¿quién no ha caído en las redes del azúcar?, lastimosamente debemos parar en algún momento porque esto no puede seguir, veamos porque.


La bióloga Molecular Mónica Dus de la Universidad de Michigan, investiga como el exceso de azúcar puede conducir inequívocamente a la obesidad y esto provoca cambios en tu cerebro.

Su estudio empezó por una situación personal, con un incidente con sus mascotas, su interés creció y comenzó a profundizar en el comportamiento alimentario y como esto afectaba en el cerebro de sus perros.

La doctora dejo un paquete de galletas para perro sin supervisión cosa que fue aprovechada por sus caninos quienes la devoraron completa, después de ese incidente le sorprendió que sus estómagos estaban enormes mas no afectaba su apetito normal pues seguían comiendo sin mayor problema.

Después de otros avances en su estudio personal soltó una hipótesis que nos dice que una dieta alta en azúcar, puede provocar cambios en el cerebro, sin tener en cuenta el número de calorías que están ingresando al organismo. Ella sostiene que existen cambios persistentes a nivel molecular en el cerebro a través del tiempo degenerando en obesidad.

La bióloga opina que es posible que no todo se trate de fuerza de voluntad, sino de bioquímica, casi la misma relación que puede existir entre el tabaquismo y el cáncer al pulmón, puede ser el caso de una relación del individuo a una exposición temprana a una dieta alta en azúcar con la obesidad.


Este estudio tuvo varias vistas de apoyo y ha tenido un acercamiento multidisciplinario para entender como el azúcar afecta al cerebro, posteriores realizaciones de estudio en moscas de fruta, grupos separados donde unos estaban expuestos a dietas altas en azúcar y otros no observando la actividad cerebral de ambas. El resultado de las moscas con alto consumo de azúcar fue que estas ingirieron una gran cantidad de calorías que las de dieta normal, el resultado obtenido es que el tener una dieta rica en azúcar provoca que consumamos más alimento del que necesitamos.

El cristal dulce o azúcar crea adicción y altera el funcionamiento normal del cerebro, junto con esto también interfiere los hábitos de alimentación y el medio en que nos desarrollamos. La bióloga Mónica Dus está en proceso de publicar los resultados totales de su investigación y parece que tendrá buena acogida, está en la búsqueda de comprobar que existen cambios químicos en el cerebro que nos lleva  a la obesidad, y de poder combatirla y cambiar sería un logro a nivel mundial en esta epidemia que está envolviendo al mundo actual.


Las imágenes que se muestran fueron encontradas en la red, tienen sus propios autores y/o dueños solo se han colocado como información y guía del tema que estamos tratando.
Si te agrado este articulo, no olvides suscribirte a la página Aquí





0 comentarios: