miércoles, 12 de octubre de 2016

Ejercicios en casa para fortalecer las piernas y glúteos





La gran mayoría de personas que entrenan en sus casas son mujeres, por eso siempre escuchamos de ciertos ejercicios caseros para que puedan agendarlo e incluirlo en sus rutinas de ejercicio, en este caso tenemos unos para fortalecer las piernas y los glúteos, una de las mejores partes del cuerpo para muchas mujeres, que deben lucir tonificadas y fortalecidas.


Para estos ejercicios en especial para los que son rutina para glúteos es necesario mencionar que deben ser realizados con la espalda recta para evitar molestias, tirones y dolores lumbares, veamos cuales son:


Extensión de caderas: para realizarlo debemos apoyarnos en el suelo sobre los codos y en una sola rodilla, la otra debe estar ligeramente levantada del suelo y hacia atrás comparándola con la pierna de apoyo. Contraemos los músculos del glúteo y extendemos la pierna por completo. Regresamos a la posición inicial. Inhalamos al bajar y exhalamos al subir. Hacemos las repeticiones que sean necesarias y posteriormente realizamos el ejercicio de extensión de cadera con la otra pierna.




Sentadillas: ejercicios clásicos conocidos por todas nosotras, pero también muy efectivas, trabajan las piernas y glúteos en casa tanto como en cualquier gimnasio. Existen variantes para las sentadillas ya sea usando mancuernas, barra de pesas o en solitario con el mismo peso de nuestro cuerpo lo importante es usar la resistencia que se tenga para efectuar bien el ejercicio.

Para hacer bien una sentadilla, debemos poner de pie con las piernas separadas al ancho de los hombros, llevamos los brazos estirados delante de tu cuerpo a la altura de los hombros. Baja las caderas, empujando el trasero hacia atrás hasta conseguir un angulo de 90 grados. Ten cuidado de que las rodillas no superen la punta de los pies. Regresa a la pose de inicio y repite.




Zancadas: en caso desees trabajar cada una de las piernas de manera independiente nos ponemos de pie con los pies separados al ancho de los hombros y con las manos apoyadas al ancho de las caderas. Damos un paso hacia adelante con un solo pie, lo máximo que se pueda sin perder el equilibrio. La pierna trasera también debe flexionarse desde la rodilla, regresamos a la pose inicial y repetimos la zancada con otra pierna.





Ahora debes tener en mente que para que las rutinas de ejercicios que te propongas hacer tengan efecto estas deben repetirse al menos tres veces por semana. También es importante comer lo más sano posible y beber al menos dos litros de agua por día, sin importar si haces ejercicio o no. Seguiremos buscando más ejercicios de tu interés para fortalecer las distintas partes de tu cuerpo, sigue con nosotras en nuestras publicaciones.


Las imágenes que se muestran fueron encontradas en la red, tienen sus propios autores y/o dueños, solo se han colocado como información y guía del tema que estamos  tratando.
Si te agrado este articulo, no olvides suscribirte a la página Aquí





0 comentarios: