miércoles, 31 de agosto de 2016

Regenerando nuestra piel en días sin sol





La causa más significativa para el envejecimiento de nuestra piel es el la exposición a los rayos solares, sin embargo cuando las estaciones sin sol llegan es la mejor época del año para regenerar, nutrir y consentirla piel. Entonces aprovechemos los beneficios que nos trae la temporada pero eso si no hay que descuidarnos, veamos porque.

Ciertamente aunque el sol no nos va a molestar en las épocas frías o de invierno no podemos bajar la guardia y mínimo debemos tener en nuestro bolso cremas hidratantes porque en invierno la piel tiende a secarse tres veces más que en verano.

El primer tratamiento que puedes optar es una hidratación intensa, la aplicación de plasma rico en plaquetas es uno de los métodos más avanzados para el rejuvenecimiento facial, un tratamiento muy usado por quienes desean mejorar el aspecto de su piel, suavizar las arrugas y aumentar la firmeza y la luminosidad de la misma. Este tratamiento natural utiliza nuestra propia sangre la cual es centrifugada y luego aplicada el plasma rico en plaquetas mediante multipunciones con una aguja muy fina. Las sesiones varían en cada persona según el tipo de piel y lo mejor es que este tratamiento no necesita ninguna preparación previa y al mismo tiempo del tratamiento puedes seguir con tu día a día en tus actividades sin rastros de marcas, enrojecimiento o similar.


Para las personas que suelen ser sensibles a los cambios de temperatura como los que padecen de rosácea, les recomendamos la limpieza y la hidratación de la piel tanto en las mañanas como en las noches, también beber bastante agua, evitar alimentos condimentados o picantes y moderar el consumo del alcohol. En la actualidad existe un tratamiento de luz intensa pulsada (IPL) para tratar el enrojecimiento facial, reducir lesiones inflamatorias, prevenir nuevos brotes de rosácea y mejorar la calidad del cutis en general.


Es un tratamiento laser que se hace progresivamente y los resultados se notan desde la primera sesión, logrando optimizarse en hasta 6 sesiones. Des pues del procedimiento, la piel queda enrojecida por dos días como si hubiéramos estado expuestas al sol, adicionalmente después por unos dos o tres días sentiremos nuestra piel, tirante y con sensación de sequedad pero no hay de qué preocuparse pues es normal, todo siempre ira acompañado de crema hidratante y foto protección al 50+ en este tiempo de recuperación, luego a disfrutar.


En caso seas de las mujeres que casi se han vuelto esclavas de la depilación con cera o pinzas e incluso hasta la que piensa en la depilación definitiva, te decimos que las temporadas sin sol son las mejores del año para hacértelas. Los procesos dermatológicos de este último tratamiento es con láser, normalmente indicado en personas con exceso de bello o tendencia a vellos encarnados. Pasaran por un proceso depilatorio que no mancha ni “traumatiza” la piel y ciertamente elimina hasta un 80% del vello.

No esperes tener al verano encima y tu piel reciba esos potentes rayos solares totalmente desprevenida, averigua y aprovecha que el sol no te ve, suerte y sigue con nosotras.


Las imágenes que se muestran fueron encontradas en la red, tienen sus propios autores y/o dueños, solo se han colocado como información y guía del tema que estamos tratando.
Si te agrado este articulo, no olvides suscribirte a la página Aquí





0 comentarios: