martes, 30 de agosto de 2016

El secreto de la bella durmiente





Si piensas que hablamos de sueño entonces estas en lo cierto, el descanso reparador es lo que te recomendamos, incluso más que un facial. Tus horas completas de sueño deben ser sagradas y estas deben ser de calidad es decir dormir con el sueño profundo, aquí te decimos porque.


Los especialistas en neurología están de acuerdo que tener un sueño profundo completo es vital para tener una buena salud y esta debe ser entre siete a ocho horas diarias para evitar la irritabilidad, mayores probabilidades de trastornos de ansiedad, depresión y bajo rendimiento laboral o académico entre otras cosas. Pero tener pocas horas de sueño de calidad también afecta nuestro cuerpo de variadas maneras, el primer ejemplo se ve en nuestra piel y en nuestro rostro.

El no conciliar el sueño lastima nuestra piel de forma considerable, es por esto que un buen descanso te podría ahorrar dinero que se iría en faciales por ejemplo, en esta publicación te contamos el efecto inmediato que un buen descanso tiene sobre nosotras.

El brillo natural propio de nuestra piel se logra cuando durante la noche no estamos expuestas a agentes externos como la luz o el sol, nuestra piel se renueva cuidadosamente en cambio si no dormimos habrá una menor producción de moléculas que le den brillo y elasticidad a nuestra piel perdiendo lozanía y tornándose opaca. Incluso habría una acentuación en las ojeras, arrugas y líneas de expresión.

La aparente juventud eterna se logra cuando la hormona del crecimiento promueve la regeneración de células en la dermis, al no dormir la piel no podría curarse a sí misma, no es exagerado decir que le robamos años a nuestra vida si no respetamos nuestras horas de sueño.


Un especial tratamiento nocturno ocurre en las noches de descanso, pues nuestra tez respira más lento y profundo oxigenándose mejor. Esto hace que aumente su permeabilidad, por eso lávate la cara antes de dormir y aplícate una crema hidratante pues durante la noche esta se absorberá más rápido.

Aumenta la probabilidad de sufrir menos enfermedades, pues nuestro sueño permite que el cuerpo al descansar se fortalezca frente a las enfermedades. Al no sufrir de ninguna nuestro rostro denotara serenidad y tranquilidad ya que tu piel es el reflejo de tu mundo interior.

Si bien es cierto que las mascarillas caseras son muy buenas cuando nos la aplicamos en el día, aunque sea preparada de forma natural en las noches es posible que no provoquen la misma reacción en nuestra piel que es diferente en cada una de nosotras, si desconocemos las propiedades de los preparados es posible que usarlas durante la noche promueva la aparición de acné o espinillas a menos que hagamos pruebas con anterioridad.

Un dato final es que puedes lograr llegar al sueño profundo y dormir bien si evitas comer demasiado por las noches o en última instancia comer por lo menos una hora antes de ir a dormir. Toma también un vaso de agua y sobre todo evita el estrés ya que este podría traerte problemas por estar dando vueltas en la cama sin conciliar el sueño.


Las imágenes que se muestran fueron encontradas en la red, tienen sus propios autores y/o dueños, solo se han colocado como información y guía del tema que estamos tratando.
Si te agrado este articulo, no olvides suscribirte a la página Aquí





0 comentarios: