viernes, 3 de junio de 2016

Síndrome de fatiga crónica no es cansancio





Lo primero que debes hacer es informarte sobre el SFC o síndrome de fatiga crónica en caso tengas o conozcas a alguien que sufre esta enfermedad, pues aunque el nombre te parezca que se refiere a una persona muy cansada, lo cierto es que según la Organización Mundial de la Salud, el SFC o también conocido encefalomielitis miálgica es una enfermedad neurológica grave.

Aun no se descubre su origen ni tampoco se puede diagnosticar mediante métodos tradicionales como suelen ser los análisis de sangre o rayos x, incluso en la actualidad por esta enfermedad incierta muchos doctores creen que el SFC es una enfermedad psicológica con síntomas exclusivamente psicosomáticos.

Lo cierto es que la fatiga crónica casi siempre termina relacionándose a problemas psicológicos como la depresión sin embargo la realidad es que es más que solo eso, esta enfermedad afecta múltiples sistemas del organismo y puede limitar drásticamente las actividades de quienes la padecen.

“Tratar la fatiga crónica no es fácil, el paciente normalmente pasa de doctor en doctor, lo importante es descartar algún problema psiquiátrico o inmunológico antes de definir un diagnostico” es lo que dice el doctor Enrique Paz, médico internista de la Clínica Javier Prado.

Los síntomas varían, pero los as comunes son insuficiencia cardiaca, dificultad para leer y escribir, visión borrosa, mareos al ponerse de pie, inflamación d garganta, dolores musculares, sensibilidad a la luz y sonidos fuertes, aumento del sueño, decaimiento, problemas de memoria.

En las universidades de Columbia, Stanford y Harvard un grupo de científicos publicaron nuevos estudios sobre el SFC y que al parecer consiguieron evidencia biológica, pues a pacientes con SFC en los primeros tres años presentaron un incremento en significativo de citoquinas, proteínas que regulan la interacción de las células del sistema inmunológico, como si nuestras defensas se prepararan para un ataque que nunca llega.

El aumento del trabajo de las moléculas inmunitarias inflama nuestro organismo, después de los primeros tres años las moléculas vuelven disminuir pero el sistema inmune queda exhausto y acelera su envejecimiento, en la actualidad se puede asegurar que el SFC es una enfermedad biológica y no mental una enfermedad real que aun esta en investigación.

Las personas que la padecen tienen que adaptarse a una nueva condición con limitaciones, trabajar menos, abandonar sus actividades favoritas y hasta en casos severos no poder ni levantar un peine o cepillo, la calve es la familia para que el paciente no desespere y aprenda a vivir con esta enfermedad ayudándoles en la transición.

Por este motivo, infórmate mientras entiendas esta enfermedad y conozcas casos de otras personas, mejor podrás cuidar a tu ser querido. Cuida tus palabras, la SFC no se trata de voluntad o diligencia, no animes con expresiones de animo a un paciente con SFC porque lo más seguro es que realmente ya no pueda realizar actividades por más simples que parezcan.

Distraer a un paciente de SFC es importante, así no está consciente de su enfermedad todo el día, leer un libro, salir a dar una vuelta, una película, o hasta en clases de Yoga, cualquier actividad que garantice un buen momento.

Y lo más importante, tener paciencia, muchas veces los pacientes pasan por un periodo de frustración, pueden estar de mal humor y no quieran obedecer órdenes del médico, no le des sermones, intenta tener empatía y respetar su espacio y su tiempo.



Las imágenes que se muestran fueron encontradas en la red tienen sus propios autores y/o dueños, solo se han colocado como información y guía del tema que estas tratando.
Si te agrado este articulo, no olvides suscribirte a la página Aquí





0 comentarios: