jueves, 17 de marzo de 2016

Maternidad después de los 35





Decidir ser madre no es simple, pero muchas tememos a nuestro reloj biológico, entonces ¿como podemos cuidar nuestra fertilidad mientras decidimos cuando es el momento perfecto para la maternidad?



Dentro de nosotras llevamos nuestro reloj biológico y este está en nuestros ovarios, desde que estamos en la barriga de nuestra madre ya poseemos en nuestro interior cerca de 4 millones de óvulos y en nuestro nacimiento esa cantidad disminuye a un millón, al pasar los años y al llegar a nuestra primera regla tenemos en nuestro interior cerca de 400 mil y este número ira disminuyendo hasta llegar a la menopausia.

Las mujeres que estamos en base 3 y aun no somos madres por los diferentes motivos que existe en este mundo como son los estudios, trabajos, viajes, falta de recursos económicos o no contar con compañía estable por mencionar algunas razones, hemos sentido la presión por ese dicho de “se te puede pasar el tren” en este caso el tren de la maternidad.

El ginecólogo Carlos Zúñiga resalta que a partir de los 35 años la reserva ovárica es menor y resulta más difícil quedar embarazada esporádicamente. Incluso menciona que los bebes pueden tener mayor riesgo o incidencia de tener enfermedades cromosómicas entre ellas el síndrome de down o el síndrome de Turner entre ellas. Suelen ser embarazos que se pierden, menciona.

Por otro lado el gineco-obstetra Carlos Vergara nos da una pista para preservar la fertilidad al igual que el cuidar el factor psicológico y es llevar una vida sana, si drogas ni tabaco, reducir el número de parejas sexuales, mantener un control ginecológico periódico entre otros. “Cuando uno sufre estrés se segrega sustancias como la adrenalina, noradrelina y cortisol los cuales pueden provocar temblores o peristalismo uterino el cual puede hacer perder un embarazo en los primeros días”, menciona Vergara.



Entonces con toda esta información obtenemos estas sugerencias de los especialistas para algunos procedimientos que nos pueden ayudar a  alcanzar la maternidad exitosamente después de los 35:

Relaciones sexuales dirigidas, en especial para aquellas parejas que tienen problemas de ovulación o una reducción en la movilidad o calidad del espermatozoide, en caso la decisión de tener un bebe se haya tomado, el medico les podrá indicar el día y la ora de máxima fertilidad para ambos de esta manera las probabilidades de tener éxito en las relaciones sexuales es alta.

Vitrificación de ovocitos, esto es el congelamiento de óvulos en nitrógeno desde los 18 años para usarlos cuando decidas ser madre, es preferible congelarlos antes de los 33, existe en varios países de Latinoamérica con un pago por la extracción que ronda los 400 dólares y un pago anual que ronda los 90 dólares  el cual incluye mantenimiento. Por supuesto los precios varían dependiendo de la clínica pero es en promedio esas cifras.

Vitrificación de tejido ovárico, este tratamiento va dirigido a mujeres con casos de cáncer en edad reproductiva y se hace antes del tratamiento de quimioterapia para disponer de este tejido y se busque más adelante tener hijos. A diferencia del congelamiento de óvulos este tratamiento no precisa estimulación ni tratamientos hormonales.

Fertilización in Vitro, esta se realiza fecundando el ovulo en un laboratorio y luego es transferido al útero para que continúe su desarrollo. Puede realizarse con tus óvulos y con espermatozoide de tu pareja o donaciones de una o ambas células, en promedio cuesta  unos 3,100 dólares y unos 450 dólares por los exámenes médicos que se realizan previo al tratamiento.



Entonces ¿qué más sabemos aparte de los tratamientos y sugerencias en casos suaves a extremos?

Llevar un estilo de vida saludable, es decir alimentarnos bien para tener el peso adecuado alternando nuestras actividades con ejercicio.

Evitar el tabaco, ya que el tabaco disminuye las opciones de ser madre adelantando la menopausia entre dos a cuatro años.

Programar una edad para la maternidad, de preferencia antes de los 35, esta decisión tiene tanta importancia como tu vida social y/o profesional.

Acudir a tus chequeos ginecológicos cada año, en caso de decidir ser madre consulta con u especialista en fertilidad.


Las imágenes que se muestran fueron encontradas en la red, tienen sus propios autores y/o dueños solo se han colocado como información y guía del tema que estamos tratando.
Si te agrado este articulo, no olvides suscribirte a la página Aquí





0 comentarios: