lunes, 4 de enero de 2016

Con el Coaching empezamos el año con el pie derecho





Para las personas que no están acostumbradas a esta palabra que es un anglicismo del verbo entrenar por un objetivo, es decir es una manera de alcanzar metas personales siguiendo ciertas técnicas, usando lo mejor que se pueda los recursos y habilidades que se disponga. Veamos un poco más sobre como el coaching puede ayudarnos más de lo que podríamos suponer.



Ante todo, para poder lograr enfocar esta técnica debemos asignar un tiempo para nosotras y armar un plan de trabajo que nos lleve a lo que deseamos, en esta tarea el coaching nos ayudara en sus diferentes perspectivas, veamos más sobre dos de estas técnicas para lograr nuestras metas.

Coaching Ontológico,  acompaña procesos de cambio integral ya sea en una persona o en una organización dentro se toma en consideración las emociones, el cuerpo y el lenguaje.
Con total honestidad, debemos respondernos la pregunta de ¿qué es lo que queremos?, ¿Qué no nos satisface?,  sea una relación, alguna situación laboral, inclusive la manera en cómo podemos vincularnos con nosotras mismas, esta es una pregunta profunda pero debes ser sincera contigo misma.

El siguiente paso una vez elegido el objetivo es de las más duras de este proceso y es reflexionar sobre que tenemos en nosotros que nos pueda estar impidiendo lograr el resultado. Aquí no es mirar afuera, porque no se trata de otras personas sino de ti misma, esta parte se trata de ti. Así tomamos la responsabilidad sobre la vida que hemos creado y evitamos la victimización. En este punto ya debemos haber logrado cambiar nuestra perspectiva a un nuevo enfoque, esto requiere valor ya que a nadie le gusta saber que aquello que no posee es por cómo es uno.

Si te resulta complicado este proceso ya que no puedes ver alguna falla tu misma, puede ayudarte el preguntar a personas de suma confianza como ven tu manera de ser, pero para eso es importante que la escucha sea con desapego y recibas las opiniones con mente abierta con apertura. Muy importante es escuchar todo y quedarte con lo que resuene y tenga sentido, al final eres tu quien valida la información recibida.

Luego de reconocer algún aspecto en tu forma de ser que dificulta lograr resultados el cual podría ser el actuar desde la soberbia o tal vez que no estas empoderada, en cualquier caso es ahí donde identificamos el aprendizaje que debemos integrar, esto no quiere decir que se va a cambiar tu personalidad, sino que vas a adquirir un nuevo aprendizaje que será integrado abriéndote nuevas posibilidades, uno de esos reconocimientos podría ser que para lograr lo que quieres necesitas aprender a confiar.

Finalmente debemos hacer una lista de acciones que podríamos realizar para lograr integrar el aprendizaje que nos falta, esto es un paso a paso empezando por acciones sencillas y poco a poco vamos pasando a las acciones más desafiantes, orientados al resultado que deseamos obtener.





Coaching Sistémico y Apreciativo, ayuda al individuo o grupos a resolver dudas, encrucijadas o problemas tomando conciencia de la situación, además de prever la posible evolución y con ello la solución.

Con este enfoque uno se puede hacer preguntas en el orden correcto y es recomendable anotar las respuestas para hacerlas conscientes. Debemos hacer una revisión del año en distintos ámbitos de  nuestra vida. En el año que pasó ¿Qué hice bien? ¿Cuáles son las experiencias de éxito de ese año? ¿Cómo las conseguí? ¿Cómo me hicieron sentir?

Lograr hacer una lista con las respuestas abrirá las fortalezas que ya tenemos, el reconocer que hemos hecho bien mejorara nuestra autoestima y el reconocimiento es el cheque, la moneda de cambio que incrementara nuestra cuenta de positividad, pero esto solo puedes lograr si nuestro tipo de personalidad o de estructura mental nos permita dejar de lado los pensamientos negativos que usualmente existe en una comunicación con nosotras mismas.

Una vez que logremos tener la visión positiva del pasado, debemos cuestionar nuestro presente, para saber dónde estamos y que es posible ahora. Es de gran utilidad cuestionarse ¿Qué oportunidades tengo? ¿De qué soy capaz? ¿Cuáles son mis posibilidades? ¿Qué es lo que me da vida ahora? ¿Qué puertas están abiertas para avanzar? ¿Qué me da energía?

El siguiente paso es enfocarnos en nuestro deseo, pero no desde la necesidad, la carencia ni el control, sino desde la apreciación del mismo, indaguemos sobre lo que más queremos, ¿qué quieres ver crecer? ¿Qué quieres ver florecer? ¿Qué futuro positivo quiero ver en mis relaciones, en mi vida en general? Date chance y permítete imaginar tu mejor futuro posible.

Uniendo las áreas de pasado, presente y futuro logras saber que pudiste hacer bien, que recursos tienes y aquello que quieres ver crecer, luego así imagina tu futuro anhelado, es normal que al imaginar tu futuro este esté lleno de incertidumbre como un salto al vacío, pero el conectar tu pasado con lo mejor del presente este se transforma en un paracaídas en ese vacío que te prepara y hace apreciar lo que viene.

Así diseña un plan de acción que te acerque a ese futuro anhelado, hazte estas preguntas ¿Qué me vendría bien hacer? ¿Qué me es posible hacer?


Lo importante es pensar en acciones concretas específicas de corto plazo así poco a poco perdemos la ansiedad de lo que vendrá y de cual será nuestro siguiente paso. Este sistema es un rompecabezas sin marco donde todo se conecta con todo paso a paso, el menor cambio tiene un impacto total en todo el sistema es por ello que no hay que perder de vista el futuro anhelado y no debes preocuparte si no se da exacto mientras poco a poco lo vas alcanzando, este futuro anhelado nunca se da exacto es por eso que la adaptabilidad y la aceptación es importante para ir cruzando las adversidades usando los recursos que cuentas. El poder de un sueño es el motor que te levanta a hacer algo, un combustible para la acción y tus compromisos, así aunque sea difícil el tratar con la seria disciplina, mucha suerte en tu camino a tu éxito y disfruta el viaje.
Si te agrado este articulo, no olvides suscribirte a la página Aquí





0 comentarios: