lunes, 30 de noviembre de 2015

Mujer ejecutiva o doméstica en modo deportivo





Muchas de nosotras no estamos pensando en ejercicio y es más, desde nuestra niñez puede que estuvimos alejadas de las actividades deportivas e incluso podemos reaccionar tardíamente cuando practicamos algún juego o ejercicio eventual, sin embargo a medida que las responsabilidades van en aumento, nuestro cuerpo y mente necesita una salida para esa energía que cargamos, un desfogue para equilibrar nuestro día a día, pero ¿Cómo va a unirse la productividad y el ejercicio?, bueno para saber eso hemos realizado esta publicación.



Sé que muchas de nosotras al acabar el día y por el cansancio acumulado decidimos ir a dormir más temprano para recuperarnos, pero al día siguiente nos levantamos más cansadas que el día anterior, lo que sucede es que nuestro cuerpo y mente no nos está pidiendo más horas de sueño, lo que te está pidiendo es tener equilibrio, un balance que se logra de varias maneras, pero en esta publicación te brindamos la manera de llegar a ese equilibrio distribuyendo nuestro tiempo en un deporte que logre estabilizar tus emociones y tareas pendientes.

Puede que algo tan simple como levantarte 30 minutos antes de tu hora habitual sea impensable, estoy segura que al ver a gente corriendo muy temprano en la mañana te hacía gracia casi al punto de decir “que locos” ¿Por qué salen tan temprano. ¿Acaso no tienen sueño?, bueno te dará más gracia saber que si estas interesada en los resultados puede que tú también formes parte de este grupo.



No es que la motivación sea mejorar tu figura (que ocurrirá de todas maneras), si no que la motivación es encontrar ese equilibrio que añoras, la armonía que lograras al ir alcanzando pequeñas metas personales mientras realizas ejercicio, lo que viene después es parte de un nuevo estilo de vida que llegara sin que te des cuenta, zapatillas, ropa adecuada, hasta accesorios propios del tipo de ejercicio que estés realizando (correr, caminar, gimnasio, baile, tenis, nadar, surf, etc.)

Ahora seguro pensaras que tener una actividad más en tu rutina será contraproducente para con el tiempo justo que debes tener, pero esto no es así, trabajas para una empresa o realizar las agotadoras jornadas diarias en casa, es decir estas entregando tu tiempo para que todo funcione sobre ruedas, todo menos tú, y no debes esperar volverte una profesional en el ejercicio que hayas elegido pero si una fan honesta de cuerpo y mente.

Dedicarte a hacer ejercicios para sentirte mejor no es solo una opinión de esta web, un estudio de la universidad de Georgia del 2008 encontraron que las personas que sufrían de cansancio crónico sentían más energías después de empezar a ejercitarse de forma moderada, es decir, esto no es solo una cuestión recreativa sino es una manera de volverte más productivo, evitar que acumules estrés, dolores como migrañas y ansiedad que normalmente se presenta como un ataque de hambre a las 11 de la mañana cuando las donas y pastelitos se muestran en la oficina, o en el mercado.


Solo 30 minutos diarios en la mañana antes de trabajar en tu día a día es suficiente para oxigenar tu cuerpo, activando los neurotransmisores de tu cerebro los cuales generaran una sensación de bienestar, es decir solo beneficios para ti, una apuesta a lo seguro.

Lo primero es identificar un ejercicio que te guste realizar correr, bailar, yoga, pilates, maneras seguras de ejercitarse como en el gimnasio en casa también están disponibles en la web, desde tutoriales, videos a mas, anímate crea un plan de arranque inmediatamente y entra en un nuevo y7 mejor estilo de vida, claro que todo depende de ti.


Tips que pueden ser de ayuda

  • ·         Programa tu alarma 30 minutos antes de lo normal, amárrate el cabello y sal a correr, bailar, trotar una rutina básica de aeróbicos etc., es decir el ejercicio que elegiste.

  • ·         Busca tu espacio para ejercitarte, gimnasio, un parque, la sala de casa, mientras más cerca menos excusas.

  • ·         Encuentra aplicaciones como Zumba dance, virtua gym fitness, home & gym y entrenamientos diarios.

  • ·         Realiza un cronograma en tu calendario fijando bien tu tiempo, lo mínimo es 3 veces por semana sin excusas. Practícalo estrictamente y deja las sabanas a un lado en especial en los climas de invierno, los beneficios están a un paso.



El resto del día te verás radiante, te sentirás con más energía y tu vibra positiva se contagiara tanto así que es más que seguro que te preguntaran ¿Qué te paso?, sigue con nosotras.


Las imágenes que se muestran fueron encontradas en la red, tienen sus propios autores y/o dueños, solo se han colocado como información y guía del tema que estamos tratando.
Si te agrado este articulo, no olvides suscribirte a la página Aquí





1 comentarios:

Carnet de Manipulador de Alimentos dijo...

Yo lo hago y funciona.
Por las cuarentonas y cincuentonas con la talla 36-38.
Bravo!!! Sí se puede!!!