lunes, 21 de septiembre de 2015

Fitness para tu rostro





Algo de lo que muchas mujeres occidentales admiran o hasta envidian de las mujeres orientales es el tonificado y buen cuidado de sus rostros, como si de porcelana se tratasen. Podría ser el tipo diferente de alimentación, sin embargo en la actualidad en especial en Japón son populares los artefactos para tonificar músculos faciales que incluso CR7 promociona en algunos comerciales.


 Así como nuestro cuerpo necesita ejercicio, nuestro rostro también necesita un cierto entrenamiento para poder mantenerlo firme y lozano, el tonificar nuestros músculos faciales puede ser un estupendo método de eliminar las arrugas sin necesidad de cirugías ni de botox, no lo decimos nosotros sino Eva Fraser instructora inglesa del llamado Facial Fitness.

Fraser quien también es autora de varios libros e instructivos de video asegura que al ejercitar tu rostro es posible quitarte varios años de encima en tan solo semanas, lo mejor es que no es necesario salir de tu casa ni ponerte artefactos en el rostro para tonificar tus musculos faciales, el secreto que no es ningún secreto es practicar cotidianamente una rutina de ejercicios como si de tu cuerpo se tratase.

El tonificar los músculos de tu rostro contribuye a mantenerlos activos combatiendo la flacidez y la apariencia cansada, Fraser nos dice “si ejercitamos todos los días por unos 10 minutos, tu rostro se volverá más tonificado en solo cuatro semanas”, y es que en nuestros rostros guardamos más de 50 músculos faciales pero podemos aprender que ejercicios básicos pueden contribuir a tonificar los más importantes.



Nos enfocaremos en tres ejercicios que ayudaran a tonificar cada uno una zona específica de nuestro rostro:

Para nuestros cachetes y boca. Inflamos nuestras mejillas y transferimos el aire de una a la otra, luego abrimos la boca tanto como sea posible mientras cubres tus dientes con tus labios, repite estos ejercicios al menos cinco veces, practícalos dos veces al día siempre frente al espejo.

Para nuestros ojos. Ponemos nuestros dedos índices sobre nuestras cejas en forma de arco, luego intentamos levantar nuestras cejas pero oponiendo resistencia con nuestros dedos. Después fijamos nuestra mirada en un punto y abrimos los ojos tanto como podamos pero evita arrugar la frente o el entrecejo.

Para todo el rostro. Cierra los ojos y aprieta todos los músculos del rostro como si estuvieras haciendo un gran esfuerzo, inmediatamente abre la boca y saca la lengua tanto como puedas y mira hacia arriba sin levantar la cabeza.


Al terminar estas rutinas podrás notar el esfuerzo que han realizado tus músculos faciales como si de mini ejercicios de gimnasio se tratasen, es cuando lo vuelves rutina donde compruebas sus verdaderos resultados, es aquí donde decides alejarte de las cirugías o métodos invasivos y lo haces mas natural.

Las imágenes fueron encontradas en la red, tienen sus propios autores y/o dueños solo se han colocado como información y guía del tema que estamos tratando.
Si te agrado este articulo, no olvides suscribirte a la página Aquí





0 comentarios: