lunes, 7 de septiembre de 2015

El poder del Ajo contra el cáncer y otras enfermedades





Básico en la cocina, esencial para tu salud, un alimento que te ayuda a prevenir enfermedades incluido en sus virtudes, su consumo trae muchas ventajas a nuestro organismo pero, ¿Cuánto sabemos de este alimento que desde siempre está en nuestras comidas?



El ajo al machacarse produce una sustancia química llamada alicina que parece ser la responsable de su efectividad para el tratamiento de ciertas afecciones, sumándole a esto el ajo también provee vitaminas principalmente vitamina B6, vitamina C y en menores cantidades ácido fólico, pantoténico y niacina.

En la actualidad se hacen diferentes estudios científicos en especial en como interactúa contra el cáncer que han dado como resultado que algunos componentes presentes en el ajo como los organosulfurados (los responsables de su olor fuerte) atacan células tumorales provocando su erradicación, incluso también protege las células que han sido expuestas a la quimioterapia. A esto también refuerza la capacidad de detener la activación de sustancias causantes de esta enfermedad, mejorando la reparación del ADN y la reducción de la proliferación de células cancerígenas.

El consumir ajo puede reducir los niveles de colesterol y de triglicéridos, pero es necesario hacerlko frecuentemente y durante un tiempo prolongado para beneficiarnos de ello, si lo incluimos en nuestra dieta estará protegiéndonos y si es crudo o en polvo mejor aún ya que algunos compuestos se pierden cuando se cocinan o son expuestos al calor.



También entre sus beneficios, sabemos que el ajo es diurético y hace que la sangre fluya mejor por las arterias, es por eso que se le recomienda a personas que sufren de hipertensión arterial, taquicardia y arterioesclerosis. Pese a ello es bueno saber que está contraindicado si uno sufre de hemorragias, o está ingiriendo medicamentos tales como antivirales y la ciclosporina con la cual puede reaccionar mal. Para cualquier duda o consulta un medico les dará las respuestas necesarias si es que se planea consumirlo con fines terapéuticos.

Para estos fines terapéuticos en la cual podemos beneficiarnos de sus propiedades es donde podemos tener una dosis en cuenta, esta aún no ha sido determinada pero se conoce que la OMS sugiere que en la lucha contra el cáncer en adultos consumir de 2 a 5 gramos de ajo fresco el equivalente a uno o dos dientes de ajo, o de 0,4 a 1,2 gramos de ajo en polvo o de 300 miligramos a 1 gramo de extracto de ajo. Pero más eficazmente es consumir el ajo prensado ya que se aprovecha mejor la alicina presente, debemos consumirlo media hora después de triturarlo y nunca con el estómago vacío ya que puede ocasionar acidez estomacal, nauseas, vómito y diarrea,  cuidado en este punto.


Ahora tienes un nuevo aliado para tu salud, eres libre de seguir investigando sobre las maravillosas propiedades de este ingrediente común en nuestra cocina, nosotras ya dimos el primer paso para ti, sigue visitándonos.

Las imágenes fueron encontradas en la red tienen, sus propios autores y/o dueños, solo se han colocado como información y guía del tema que se esta tratando.
Si te agrado este articulo, no olvides suscribirte a la página Aquí





0 comentarios: