lunes, 20 de julio de 2015

Ejercitarse al aire libre un privilegio





No muchos lugares en el mundo cumplen con un clima apto casi todo el año para estar al aire libre sin importar la hora, por ese motivo las que se ejercitan al aire libre en uno de estos países privilegiados se ven bendecidas con un magnifico clima para ejercitarse y tal vez, esta es una de las razones más atractivas por las que existe ya tendencia para hacer deporte como ocurre en lugares como Lima con su cielo gris que no deja que el calor te sofoque y si llueve solo es garúa en el rostro.


Salir a correr, ir al parque a practicar ejercicios desde el Yoga hasta rutinas arduas de crossfit, ese contacto del ambiente con nosotros nos estimula, nos permite estar en contacto con la naturaleza y la ciudad, es obvio que existen lugares de mayor tránsito creando smog pero también existen lugares no principales donde podremos tener una buena oxigenación cuando salimos un antiguo gran gimnasio que es la calle y ahí siempre la oxigenación es mejor.

Hacer deporte en un espacio público como el parque no solo es gratis sino que también permite una mayor libertad para manejar nuestros horarios, duración de nuestras rutinas e incluso la intensidad de nuestros ejercicios. Trotar en las diferentes superficies que ofrecen las calles logran un mayor desgaste físico y mayor concentración es decir mayores calorías quemadas por sesión y un mejor enfoque.


Existen grupos que incentivan el deporte al aire libre en varias ciudades sería bueno ubicar estos cerca a tu localidad donde las clases como aeróbicos o calentamientos están disponibles a la gente de a pie, Taichí o Yoga también está apareciendo en centro y Sudamérica cosa que antes solo veíamos que pasaba en Europa y Norteamérica.


Pero ojo con las precauciones y cuidados, ejercitarse al aire libre no siempre es beneficioso para el 100% de la población, algunas personas que desarrollan alergias o problemas respiratorias deberían consultar con su médico antes de lanzarse a las calles ya que ciertos agentes presentes en la naturaleza podría empeorar alguna condición ya establecida.

También las personas con más predisposición a las lesiones suelen encontrar mayor seguridad en un gimnasio el cual suele tener superficies parejas y en los más especialistas pisos antichoque otorgando mayor estabilidad a las coyunturas.

Existen diferentes aspectos que diferencian estar dentro o fuera, por ejemplo ejercitarse al aire libre es mejor para el acondicionamiento físico generalizado del cuerpo pero si tu finalidad es enfocarte en músculos, volumen, definición, hipertrofia entonces un gimnasio sería la mejor opción.


Al ejercitarte al aire libre debes:

Elegir con cuidado el terreno donde harás tu recorrido, evitando superficies desgastadas.

Define tus objetivos, ¿placer? ¿Meta de salud? ¿Fines competitivos?

Usa protector solar resistente al agua sea verano o invierno y repite cada cierto tiempo.

Haz ejercicios de calentamiento antes de comenzar y estiramientos al terminar.

Si recién empiezas, ve de menos a más, incrementando tus objetivos progresivamente.

También hay que tener presente la seguridad, pues como sabemos no todos los sitios son seguros y lo mejor es no llevar artículos llamativos o de valor al ejercitarte al aire libre, la calle, el campo, la orilla de la playa, el malecón los espacios abiertos puede ser un maravilloso gimnasio sin costo algunos siempre y cuando tomemos nuestras precauciones para el caso, siempre precavidas.

Las imágenes que se muestran fueron encontradas en la red, tienen sus propios autores y/o dueños, solo se han colocado como información y guía del tema que se esta tratando.
Si te agrado este articulo, no olvides suscribirte a la página Aquí





0 comentarios: