sábado, 9 de mayo de 2015

La Chía sus beneficios y riesgos





En la actualidad muchas personas han comenzado a consumir la Chía, un alimento que su presentación inicial es en semillas con múltiples bondades que sin embargo después de ciertos procesos o preparaciones puede presentarse molida, con semillas remojadas mezclado en jugos entre otras.


Las personas empezaron a interesarse en especial por sus propiedades de saciedad que permite a las personas bajar de peso, pero lo interesante es que se aprovecha casi toda la planta como sus brotes tiernos usados como verduras cocidas o en ensaladas.

La semilla de chía contiene muchas propiedades como: proteínas, calcio, boro (mineral que ayuda a fijar el calcio de los huesos), potasio, hierro, ácidos grasos como omega 3, antioxidantes y también oligoelementos tales como el magnesio, manganeso, cobre, zinc y vitaminas como la niacina entre otras. Comparándola con otros alimentos tiene de proteína dos veces más que cualquier semilla, cinco veces más calcio que la leche entera, dos veces la cantidad de potasio en los plátanos, tres veces más antioxidantes que los arándanos, tres veces más hierro que las espinacas y siete veces más omega 3 que el salmón. y para las mujeres embarazadas les decimos que la chía es una semilla versátil que contiene muchos nutrientes claves importantes para un embarazo saludable. De hecho, sólo 2 cucharadas de éstas proporcionan casi todas las calorías diarias adicionales y los nutrientes necesarios durante las primeras etapas del embarazo.


Los beneficios que podemos encontrar son:

Energía, nos proporciona energía, aumenta nuestra fuerza y resistencia por sus cantidades altas de proteínas así como una combinación de vitaminas y minerales que en el día a día nos cae perfecto.

Regula el azúcar de nuestro cuerpo, retardando el proceso por el cual las enzimas descomponen los carbohidratos transformándolos en azucares, si añadiéramos chía a nuestras comidas el cansancio que sentimos después de comer (por consumir almidones o carbohidratos) podría disminuir ya que equilibra el azúcar en la sangre y la insulina reduciendo el riesgo de diabetes tipo 2 y durante el resto del día nos mantendremos en vigor.

Perdemos peso, como ya hemos mencionado las semillas y su acción gelificante mantiene la sensación de saciedad por horas.

Intestinos saludables, La chía es una fibra soluble, las semillas están envueltas en un gel que mantiene el colon hidratado logrando que los alimentos puedan desplazarse con seguridad.
Previene el envejecimiento prematuro, gracias a su alto contenido de antioxidantes.


Hay varias maneras que podrías aprender para aprovechar la chía, entre las más comunes tenemos la de remojar en abundante agua (por lo menos por 10 minutos) antes de consumirla para aprovechar el gel (mucílago) que rodea las semillas, en lugares como México este líquido gelatinoso se le utiliza mezclado con jugos vegetales y esencias para aprovechar sus beneficios cuando se toma como bebida refrescante. Este tiempo de remojo es si la vas a consumir solas o cocinadas, en caso pienses agregarlas como complemento de otros platos se recomienda remojar por 2 horas.


Bien ya hemos mencionado sus propiedades benéficas sin embargo también deberíamos tener cuidado en algunos detalles como estos:

Controlar el consumo de la chía, ya que comerla en exceso podría impedir que se absorban minerales como el calcio y el zinc.

Aquellas personas que sufren diabetes o toman anticoagulantes es necesario que consulten con su médico para descartar posibles problemas por consumir chía, ya que este reduce los niveles de azucares y si se suma con los medicamentos que se toman los niveles pueden bajar abruptamente.

Gases, aparecen en especial en aquellas personas que sufren de gases intestinales ya que su alto contenido de fibra y proteínas aumenta los gases del tracto digestivo.

Personas alérgicas, que tienen alergias a cualquier tipo de semilla no deberían consumir chía, debes consultar con tu medico en caso seas sensible a ciertos tipos de comida o probar por consumir pequeñas cantidades y ver si presentas alguna reacción adversa o brote de escozores en tu piel.

Las personas o pacientes con diluyentes de sangre así como las que van a ser intervenidas en operaciones o cirugías deben evitar consumir la chía.

Personas con presión arterial baja, están contraindicadas ya que la chía de por si ayuda a bajar la presión.

Personas que están consumiendo suplementos alimenticios o vitamínicos no deberían consumir chía en especial de aquellos multivitaminas y minerales.



Las imágenes que se muestran fueron encontradas en la red, tienen sus propios autores y/o dueños, solo se han colocado como información y guía del tema que estamos tratando.
Si te agrado este articulo, no olvides suscribirte a la página Aquí





0 comentarios: