jueves, 16 de abril de 2015

Contra las espinillas una mascarilla casera de bicarbonato de sodio





Podemos conseguirlo fácil en los mercados o farmacias, no necesita ninguna prescripción y nos puede ser incluso más útil y económico que cualquier producto para el acné de costos elevados, hablamos del bicarbonato de sodio.


Para entender como este ingrediente puede ayudarnos en  nuestra lucha contra las espinillas y el acné en general debemos hacer un repaso del elemento que vamos a utilizar, primero debemos saber que el bicarbonato de sodio es un elemento anfotérico lo que significa que actúa como un ácido o una base, de esta forma puede neutralizar cualquier desequilibrio de pH en nuestra piel y como ya sabemos esta es una causa común de los que sufren por el acné.

La forma en que actúa este elemento en nuestra piel es secándola eliminando el exceso de aceite que normalmente es la principal razón por la que aparecen los puntos negros, adicionalmente el bicarbonato posee  algunas propiedades antiinflamatorias y antisépticas que ayudan a reducir el tamaño de las espinillas ya existentes. Al mezclar el bicarbonato de sodio con agua se forma una pasta fina ligeramente grumosa que nos puede ayudar a exfoliar nuestra piel eliminando grasas, impurezas y células muertas.


Ahora te brindaremos la forma de cómo hacer una mascarilla casera de bicarbonato de sodio y la forma correcta de aplicarte y lavarte para combatir esas espinillas:

-          Primero mezcla dos cucharadas de bicarbonato de sodio con dos de agua la cual debe formar una pasta homogénea fina y ligeramente grumosa.

-          Lávate el rostro y sécalo cuidadosamente, aplica la pasta en los lugares donde tienes espinillas en caso tengas espinillas abiertas o hayas hecho presión en algún grano, puede ser que sientas un poco de ardor en la zona.

-          Espera 15 minutos a que la mascarilla actúe sobre las espinillas luego enjuágate la zona aplicada.


Este tratamiento normalmente reseca la piel así que debes humectar tu rostro después de la aplicación, también sabemos que algunas personas suelen tenerla por toda la noche pero esto tampoco se recomienda ya que reseca la piel en exceso, mucho cuidado con eso.

Adicionalmente hay personas que generan acné no solo en el rostro sino pueden presentar en espalda y pecho las odiosas espinillas o los granos, para esto puedes acerté baños de bicarbonato de sodio, veamos como:


-          Con media taza de bicarbonato de sodio espárcela sobre tu baño de agua tibia, no uses ninguna espuma o jabón de baño, revuelve todo con tu mano para que se mezcle el producto con el agua.

-          Luego sumérgete en la bañera y permanece en el agua entre 15 a 20 minutos, después enjuágate en la ducha luego del baño.


Las propiedades del bicarbonato ayudaran a mantener en raya a los brotes de acné disminuyendo las espinillas que puedan aparecer en tu espalda, pecho u otra área afectada.



Ahora hay algunas recomendaciones que tenemos que darte cuando usas el bicarbonato de sodio y es que debido a que tu piel puede resecarse en exceso, lo mejor es probar aplicándote una mascarilla y si no ay problemas puedes gradualmente hacerte 2 o 3 aplicaciones a la semana, según sea necesario y claro siempre consultando a un médico de confianza. En caso tu piel se resienta, se reseque o se pele reduce la aplicación.
Procura lavar tu rostro solo dos veces al día ya que al hacerlo con más frecuencia puedes eliminar los aceites naturales que tu piel producen lo cual derivara en mayor producción de aceite haciendo que aparezcan más adelante más espinillas.

Una mascarilla casera para este eterno mal de las espinillas, sigue con nosotras en nuestras próximas publicaciones.


Las imágenes que se muestran fueron encontradas en la red, tienen sus propios autores y/o dueños, solo se han colocado como información y guía del tema que estamos tratando.
Si te agrado este articulo, no olvides suscribirte a la página Aquí





0 comentarios: