jueves, 12 de marzo de 2015

Rescatando el color de tu cabello





Muchas son las razones por las que aplicaríamos más color a nuestro cabello, resaltar las facciones del rostro, ocultar las canas, entrar más a la moda, resaltar nuestro color o solo buscar un look diferente, teñirnos el cabello es entrar en una etapa de cuidados especiales ya que nuestra hebra capilar está formado por un 98% de proteínas al momento de ser teñido pierde su hidratación natural tornándose seca y débil por los productos químicos.


No todo está perdido ya que para esas aplicaciones coloridas, también incluyen cuidados que te ayudaran a evitar estos inconvenientes del teñido en el cabello logrando que con el paso del tiempo el color no desaparezca y se mantenga como si recién salieras del salón de belleza.


Para conocer un poco más sobre estos cuidados primero veamos un poco más sobre el tinte que nos estamos aplicando, los podemos encontrar en tres tipos diferentes, aquellos permanentes que tiñen en forma definitiva hasta que el crecimiento del cabello elimina el color, los semipermanentes aquellos que desaparecen después de siete u ocho lavadas y los temporales que no afectan el cabello y desaparecen con la primera lavada. En nuestro mercado actual los permanentes son los que son más utilizados, incluyen compuestos que ayudan a prolongar su duración en nuestro cabello y hacer que el lavado no le afecte como amoniaco o la parafenilendiamina, lo malo que estos compuestos pueden provocar reacciones alérgicas si entran en contacto con nuestra piel.


Si en algún problema has presentado algún síntoma de alergia o escozor talvez te sería más prudente optar por los tintes temporales, son reconocibles ya que son tintes vegetales y naturales y en la numeración del color presentan la letra N, no creas que son colores débiles, sirven también para cubrir las canas rebeldes que no siempre absorben el tinte permanente con facilidad.

Sin embargo para evitar el daño que un tinte puede hacerle a tu cabello y mejor aún que luzca como el primer día de aplicado el teñido es para lo que hicimos esta publicación, ya que nuestro cabello necesitara de un cuidado especial por lo que es recomendable acudir al menos una vez al mes a un salón de belleza para realizar tratamiento en base al diagnóstico del especialista. Lo usual es que incluya lavado, mascarilla, ampolla para el color y enjuague.

Pero el tratamiento cambia ligeramente dependiendo de la aplicación que te hayas hecho, en el caso de las mechas e iluminaciones es recomendable realizar retoques en el nuevo crecimiento del cabello, si las mechas están muy cerca a la raíz o son de color oscuro se puede esperar hasta tres meses para acudir al colorista, pero si las mechas inician a la mitad de la punta debes acudir cada mes a tonalizar tu color ya que pueden aclararse en tonos naranjas si son cabellos oscuros o amarillentos si tienes cabello claro.



Los cuidados en casa también son importantes, lo ideal es que evites el uso de herramientas calientes como planchas, secadores o tenazas y aunque no nos guste deberemos de evitar lavarnos el cabello a diario ya que el oxígeno que contiene el agua desgasta el color, lo mejor es incluir en tu rutina de aseo productos especializados según tu tipo de cuidado, pero casi en forma general se recomienda usar mascarilla al menos una vez por semana, en los días de sol protégete de la radiación usan un sombrero, un pañuelo o una sombrilla para evitar que tu cabello se reseque.

Es cierto que la ciencia avanza y la tecnología de los tintes que salen son mejores para nuestro cabello pero los cuidados que nos hacemos sin indispensables para mantener nuestro color brillante, vibrante con textura sedosa en definitiva mantener nuestro cabello saludable.



Recuerda estos consejitos que te damos en caso estés pensando en una aplicación para tu cabello, lo ideal es elegir un tinte dos tonos más claros o dos tonos más oscuros al color real de tu cabello de esta forma tu look no será muy radical, a menos que tu idea sea pasar la valla.

Un experto estilista de la marca Pantene, Gabriel Samra en una publicación indica que normalmente es difícil que el tono que has elegido te quede como aparece en la caja ya que este varía según el pigmento natural de nuestro cabello, su estado por si es virgen o ya tratado anteriormente con pigmentos, la cantidad de canas que tenemos en fin en fin numerosos factores pueden afectar el resultado.

Cuando uses champú en el lavado procura lavarte solo el cuero cabelludo para evitar resecar las puntas.

Utiliza aceites y cremas cuando peines tu cabello, así evitaras que se enrede o se quiebre.

Con estos simples consejos te aseguras no pasar por difíciles tratamientos que ocurren cuando descuidamos nuestro cabello en las aplicaciones de color, sigan con nosotras.



Las imágenes que se muestran fueron encontradas en la red, tienen sus propios autores y/o dueños solo se han colocados como información y guía del tema que estamos tratando.
Si te agrado este articulo, no olvides suscribirte a la página Aquí





0 comentarios: