jueves, 26 de febrero de 2015

Para el dolor de cuello unos movimientos





Cuantas de nosotras nos quejamos por el dolor de cuello, estar sentada en la oficina mirando un monitor más bajo o más alto, una mala posición a la hora de dormir nos da un dolor punzante cuando despertamos, cargar un bebe mucho tiempo o mover objetos pesados incluso el uso diario de teclado y mouse son causas que afectan nuestro cuello (malestares cervicales) y sentimos esos feos dolores, veamos porque.


Eliana Requena, licenciada en terapia física y directora en AKRO (centro de formación de Pilates) en una publicación nos dice que el dolor de cuello también está asociado a otros problemas de rigidez en la zona de los hombros ya que la mayoría de los músculos que se alojan ahí, tienen su punto de inserción que los une tanto a la cabeza como al cuello.

Para estos rápidos ejercicios debes estar cómoda, sentada en una silla casi al borde apoyando con suavidad sobre el suelo y con la mirada al frente:

Elevando y descendiendo los hombros, sin hacer mucho esfuerzo sube tus hombros lo más cerca a las orejas u luego dejamos que caigan con suavidad, en este momento concéntrate en el estiramiento que ay de la zona del cuello al hombro, esta es la zona del trapecio la cual es la que más sufre contracturas normalmente.



Flexión lateral de cuello, Una vez que los hombros se encuentran más relajados, con los brazos a los costados movemos la cabeza de tal modo que nuestro oído se acerque al hombro del mismo lado, sin forzar el movimiento y concentrándonos en sentir un estirón suave. Esta posición la mantenemos por cinco segundos y volvemos a la posición del principio, repetimos del otro lado.



Movimiento de hombros y brazos, levantamos los brazos a la altura de los hombros, sin sentir tensión en el cuello, debemos acostumbrarnos a hacer estos movimientos suavemente. Luego adelantamos los brazos hasta sentir un estiramiento en la zona dorsal de la espalda, volvemos después a la posición inicial.



Flexión de cuello, debes cruzar los brazos delante de ti como abrazándote a ti misma, agarrando cada hombro, luego llevas el mentón hacia el pecho pero sin tocarlo, para evitar que se produzca un sobre estiramiento de los músculos y ligamentos, mantener por cinco segundos. Cada persona con dolencias pueden sentir diferentes sensaciones en cada lado, dependiendo de nuestra dominancia lateral podemos guardar tensión en un lado mas que el otro.


Apertura de pecho, coloca las manos en algún punto de apoyo de la silla, desde ai llevamos el esternón al frente y los hombros atrás, mantenemos quieta esta posición por cuatro segundos y volvemos al inicio, los músculos delanteros llamados pectorales son grandes y tienden a acortarse haciendo que nuestros hombros estén predispuestos a encorvarse.



Extensión de pecho, cuando los hombros ya se sienten más sueltos y el pecho se a relajado llevamos la cabeza atrás, controlamos el movimiento y sentimos el estiramiento de la musculatura de la cara anterior al cuello. Si deseas puedes cerrar la boca para enfatizar la sensación de estiramiento. Este ejercicio junto con el anterior también nos ayuda a mantener en equilibrio y buena posición la cabeza, teniendo en cuenta que durante nuestras actividades diarias echamos el cuerpo hacia adelante.


Todos estos ejercicios se pueden repetir unas 4 o 5 veces y es más beneficioso si la acompañamos con una respiración profunda de tal manera que inhalamos en un movimiento y exhalamos en el otro.

Todas estas posiciones son recomendadas para cualquier persona que no presente alguna hernia diagnosticada, para cualquier consulta el médico tratante o terapista físico deberá evaluar el caso.

Para relajar la musculatura del cuello, puedes complementar comprando una almohadilla con semillas, calentamos en el microondas  y luego nos la colocamos por 15 minutos máximo, terminamos aplicándonos alguna pomada o crema.




Recuerda que en tu diario no se recomienda permanecer en una misma posición por más de una hora, ten siempre un momento de descanso para mover tus brazos soltar las piernas y todo el cuerpo en general. Sigue con nosotras en nuestras siguientes publicaciones.


Algunas imágenes se encontraron en la red, tienen sus propios autores y/o dueños, solo se han colocado como información y guía del tema que estamos tratando.
Si te agrado este articulo, no olvides suscribirte a la página Aquí





0 comentarios: