viernes, 5 de septiembre de 2014

La siesta una pausa muy necesaria






Con nuestro intenso ritmo de vida en la actualidad son pocas las personas que gozan de esas ocho horas de sueño diarias que los médicos recomiendan, ahora la gente duerme a lo mucho 6 horas y media y en ciudades más activas como Tokio y Seúl el promedio es de 5 y 45 minutos al día, entonces aunque no lo crean la solución es una siesta.


Te levantas a las 7, saltas de la cama a la ducha, un café rápido con unas tostadas para continuar haciendo el desayuno de los niños y embarcarlos a la escuela, llegas a la oficina y comienza tu trajín. Después de atender clientes a las 12 sales para comer o ir a hacer algún pago rápido, vuelves al trabajo y continuas… a este punto no sientes nada diferente pero en otros lugares justo aquí suena un despertador avisando que llego la hora de la siesta.

Talvez no te resulte familiar interrumpir tu ajetreada agenda para dormir pero la verdad en muchas empresas están implantando este método para mejorar la productividad de los empleados, lo usual es pensar que echarte una siesta en pleno horario de trabajo es irresponsable de tu parte y como vives lejos debes continuar con tu rutina diaria, sin embargo debes saber que tomar una siesta no solo puede mejorar tu salud sino también mejorar tu propio desempeño laboral.

Eso sí, para poder sacar más provecho a una siesta esta debe ser breve, y según la Fundación Nacional del sueño (NSF) no debería durar más de 20 minutos para evitar caer en un sueño profundo el cual nos deja con sensación de letargo al despertar. La hora de siesta es recomendable entre las 14:00 a las 16:00 para no afectar tu horario de sueño nocturno normal del mismo modo se recomienda tomar una siesta sentado ya que ayuda a despertar con más facilidad.

En un estudio realizado en la NASA de comprobó que los pilotos y astronautas que tomaban siestas, mejoraban su desempeño en un 34% y en un 100% su capacidad de estar alertas, según la NSF en Estados Unidos una siesta reduce la posibilidad de cometer errores en el trabajo o sufrir accidentes, además mejora la memoria a corto plazo y la capacidad de aprendizaje entre los más jóvenes mientras que entre los adultos mayores ayuda a prevenir infartos y regular la presión sanguínea.

Una siesta ayuda a equilibrar la temperatura corporal haciendo que el cuerpo se sienta más fresco en verano y con menos frio durante el invierno, así también en un estudio en Grecia en el 2007, una siesta ayuda a reducir en un 37% los riesgos de sufrir enfermedades cardiacas. En general una siesta ayuda a contribuir al relajamiento lo cual beneficia nuestra salud en general, pues es importante equilibrar entre actividad y descanso.


Así que no pienses que una siesta es solo beneficioso para los niños, nosotras también necesitamos este beneficio y si nuestro centro laboral aún no tiene este sistema ni esta información sería importante comenzar a poner informativos en el mural del trabajo para promover la siesta, empresas como Google y el Huffington Post ya han acondicionado salones para este fin y en caso se esté empezando Okuta Corp. Incentiva a sus empleados a tomar siestas en sus propios escritorios por unos minutos entonces, esperemos que llegue a nuestros centros de trabajo si es que esperamos tener un mejor desempeño al actual, sigan con nosotras.


Las imágenes que se muestran fueron encontradas en la red, tienen sus propios autores y/o dueños, solo se han colocado como información y guía del tema que estamos tratando.
Si te agrado este articulo, no olvides suscribirte a la página Aquí





Esta entrada fue posteada en

0 comentarios: