viernes, 1 de agosto de 2014

Porque últimamente te levantas cansada





Pensemos un poco, estas durmiendo tus ocho horas pero cuando te toca levantarte sientes como si no fuera suficiente, estas sin energía y piensas en las posibles causas que pueden estar pasando como la falta de vitaminas, el trabajo pesado y talvez un mal sueño, bueno aquí te traigo cinco razones que pueden ser la causa y que deberías tomar en cuenta.

Debes admitir que son simples condiciones que pueden ocurrirte pero que cuando se vuelven muy frecuentes entonces necesitamos ponerle el freno y arreglar este problema, veamos que causas puntuales son las que te impiden reponerte en tu día a día.

El estrés va primero, esto es porque es imposible descansar completamente cuando llevas el estrés a la cama, tu mente te mantendrá alejada del sueño y lo sentirás al día siguiente, la mejor solución es procurar hacer ejercicio para poder liberar estrés, o un buen masaje relajante por parte de tu pareja antes de dormir te ayudara a alcanzar el país de Morfeo.

La ansiedad es otra razón muy fuerte por la cual no podemos conciliar el sueño, los pendientes que nos esperan el siguiente día, el pensar en algún que otro problema nos lleva al primer punto que es el estrés manteniéndote despierta y si logras dormir en este estado igual lo sentirás al día siguiente, lo mejor es procurar relajarte y dejar de pensar en lo que vendrá así evitaremos para una mala noche.

Las películas de terror que vemos antes de dormir puede llegar a impactarte si eres muy sensible a las escenas fuertes y al miedo en sí, no hay nada de malo distraerse y divertirse con una buena película de miedo pero hacerlo antes de dormir puede ser que no te dejen dormir bien, si una se conoce puede evitarlas en caso sean muy sensibles.

Comer muy tarde muy aparte que no es bueno para nuestra salud, te mantendrá o al menos a tu cuerpo trabajando, digiriendo y descomponiendo nutrientes cuando debería estar descansando, y lo sentirás en la mañana cuando te sientas más lenta así como pesada en tus pendientes.

Para terminar mencionamos el rechinar de nuestros dientes o de la mandíbula, este acto a diferencia de los demás puede hacerse involuntario o cuando dormimos, sea por tensión o por estrés algunas tendemos a rechinar o a apretar la mandíbula al dormir y al hacerlo en cadena hace que nuestro cuerpo no descanse correctamente, si somos conscientes en algún momento de este acto lo mejor es encontrar una posición relajante o apoyar nuestras manos en el rostro intentando relajar los puntos de tensión hasta poder alcanzar el sueño.

Como ven son episodios que pueden pasar cualquier día, pero sea por estrés o por ansiedad no debemos permitir que llegue hasta nuestra cama, así que el ejercicio y los masajes son buenos relajantes, también los momentos íntimos con tu pareja son la ayuda perfecta para lograr dormir como bebes.


Las imágenes que se muestran fueron encontradas en la red, tienen sus propios autores y/o dueños, solo se han colocado como información y guía del tema que estamos tratando.  
Si te agrado este articulo, no olvides suscribirte a la página Aquí





0 comentarios: