jueves, 5 de junio de 2014

Varices durante el embarazo





El embarazo es una etapa de cambios para nuestro cuerpo, la aparición de varices es solo alguna de sus consecuencias, en esta publicación tocaremos ese problema específicamente.



Muchas mujeres han comparado los primeros meses de gestación con los últimos, y al final nos dicen que las salidas suelen agotarlas mucho más, las piernas les pesan y muchas temen que de un momento a otro sufran algún calambre.

Bueno lo que sucede es que estas futuras madres están experimentando una mala y deficiente circulación de la sangre en sus piernas, es por eso que usualmente aparece una telaraña de varices entre la rodilla y el tobillo.

El nombre que recibe por parte de los médicos es insuficiencia venosa crónica, es decir la sangre de las venas no retorna eficientemente al corazón y sus síntomas son inflamación en las piernas, dolor sordo, escozor, pesadez o calambres en las extremidades.

El embarazo es el desencadenante y si sumamos a que la mujer tiene predisposición genética o familiares que tengan varices el riesgo de contraerlos también es mayor. Hablando claro, nuestras hormonas durante el embarazo ayudan a aumentar la cantidad de sangre y también ayudan a dilatar nuestros vasos sanguíneos para que pueda haber una buena circulación, sin embargo el útero aumentara de tamaño y presionara la zona abdominal aplastando las venas y arterias de esa parte del cuerpo, a la larga los vasos sanguíneos se volverán más débiles y las válvulas internas empezaran a fallar más aún si sufrimos de sobrepeso, cargamos objetos pesados o tenemos mala posición.


Debemos recordar que la sangre venosa debe volver al corazón viajando por nuestras piernas para así volver a ser oxigenada, para esto debe vencer la fuerza de gravedad y debe ayudarse de tres sistemas venosos importantes que son el sistema venoso superficial, el sistema venoso profundo y el sistema comunicante los que conectan los dos anteriores, nuestros músculos también ayudan a que estos tengan un buen funcionamiento, para lograr mejorar nuestra circulación de la sangre debemos evitar el sobrepeso y realizar actividades físicas de acuerdo con la nuestra edad de gestación.

Si estas planeando embarazarte o recién lo estas y tienes familiares que tienen este problema te recomendamos ir a un especialista para que pueda ayudarte a prevenir la aparición de varices y otras complicaciones futuras, recuerda que las varices no solo es un problema estético, las varices sin tratamiento también son un serio problema a tu salud y a la larga podrías crear peligrosos coágulos de sangre viajando por las venas. No esperes tener las piernas hinchadas y que te estén doliendo, conversa con tu ginecólogo así tu salud y tu bebe te lo agradecerán.

Debes saber que normalmente a los 90 días después del parto si te han aparecido varices en el embarazo estos suelen desaparecer a este tiempo siempre que no tengas factores genéticos o hayas desarrollado insuficiencia venosa.


Como prevenir las varices

Ejercítate, la actividad física favorece la circulación sanguínea y previene el sobrepeso, los músculos al contraerse actúan como bombas impulsando la sangre de las venas en su ruta al corazón.

Al descansar, evita permanecer de pie o sentada por largo tiempo, en caso que por el trabajo u estudios tienes poca movilidad, usa medias de compresión media y procura hacer pausas cada hora para caminar de puntillas. Cada vez que puedas hacerlo camina de un lugar a otro y nada de cruzar las piernas si estás trabajando sentada.

Gimnasio, debes evitar hacer ejercicios con pesas por que el pujar demanda a las válvulas venosas de las extremidades inferiores, si tienes caso de predisposición genética, tus válvulas podrían romperse y estarías ante una enfermedad varicosa.

Hábitos y ropa, deberás cambiar la ropa ajustada así como los cinturones muy ajustados, el sauna y los alimentos irritantes tampoco te ayudan, las gaseosas, los mariscos y la carne de cerdo deberás evitarlas.



También puedes mientras estas acostada, elevar las piernas pero sin apoyarlas en la pared o en algún otro apoyo porque así favorece los calambres y adormecimientos, esto puedes hacerlo varias veces al día ayudando a mejorar la irrigación por medio de la gravedad, recuerda de nuevo nunca está de más consultar con tu medico en caso tengas predisposición genética para tener varices, ellos te ayudaran mejor que nadie, suerte futura mamá, seguiremos con más información para ustedes amigas.


Las imágenes que se muestran fueron encontradas en la red, tienen sus propios autores y/o dueños, solo se han colocado como información y guía del tema que estamos tratando.
Si te agrado este articulo, no olvides suscribirte a la página Aquí





1 comentarios:

Tania dijo...

Me gustó mucho tu artículo. Hay algunas cosas que no sabía y que voy a hacer para tener mejor salud en mis piernas. Gracias y saludos.