lunes, 10 de marzo de 2014

Consejos para lucir Chic y actual en la oficina





Si, aun es verano y muy aparte de que algún día puede estar nublado o no el bochorno nos rodea pero no te confundas, sea la temporada que sea si vas a trabajar debes dejar las sandalias, los shorts y los pareos en casa, recuerda que vas a cruzarte con gerentes, con compañeros que aspiran tener un ascenso antes que ninguno y colegas que aunque no te des cuenta te miran de reojo para poder compararse, así que autoevalúate y piensa ¿Cuál es la imagen que quieres proyectar?


Entiendo que en verano es difícil no sudar, no sufrir bochornos, que tu cabello presente friz y termines despeinada y solo has caminado de la entrada a tu oficina, pero no te desesperes, primero conócete, en el fondo tu sabes que te queda bien y si le sumas estos consejos estoy segura que proyectaras profesionalismo y moda a la primera vista.


Primero las reglas del buen vestir

Los colores neutros son tu mejor elección para el trabajo y siempre te dará esa presencia especial de eficiencia sea negro, blanco, gris, beige o incluso azul, y para tu conocimiento en verano puedes combinar colores cálidos y fríos sin mucho problema.

Tu piel marca las pautas para usar tus accesorios y mejorar tu look, pero procura evitar las gasas y las fibras transparentes en horario de oficina.


De 9.00 am a 6.00 pm deberás evitar los estampados grandes y definidas así como las prendas de materiales brillosos.

Te es más practico usar telas que permitan respirar a tu piel, el algodón o el lino son tus mejores opciones así no sufrirás con la transpiración.

Recuerda siempre tomar una ducha antes de ir al trabajo, pues aun cuando duermes también transpiras y si no lo haces puede notarse el resto del día, si te acostumbras no te será complicado.

Procura usar desodorantes neutrales y perfumes discretos y también abastécete con pañuelos húmedos para combatir el bochorno y el sudor de la mitad de la tarde.



Bien ahora que ya hemos repasado las reglas primarias veamos un poco sobre el resto de nuestras combinaciones, nuestras prendas en general deberán ser frescas pues aunque pueda aparecer alguna garua de verano el bochorno aun nos acompaña es por eso que te daremos algunos consejos con tus prendas que te pueden ser útiles.

Los vestidos, en esta temporada son una buena elección, prácticos y frescos, recuerda que tu silueta será la que ponga la pauta así que escoge los que te favorezcan y que neutralicen lo que no quieres destacar, para la oficina la regla en vestidos es “mientras menos detalles tengan lucirás mejor en un ambiente profesional”, en caso que el vestido sea de tela muy delgada es recomendable usar un fustán para que no se te pegue al cuerpo, cree sudor y se note a través de la tela.

Las blusas, otra gran elección pero si es muy delgada lo más recomendable es usar debajo un bividi así no se notara tu sostén que puede denotar mal gusto o poca preocupación al vestir. Recuerda que las blusas que tienen escote para la oficina lo más recomendable es que no bajen de 15 centímetros a partir de tu barbilla, para medirlo procura mantener tu cabeza recta. Para comprobar si la blusa que estas luciendo está demasiado ajustada haz la siguiente prueba: levanta ambos brazos a la altura de los hombros y cruza los codos adelante y atrás si al hacerlo no se abre ningún botón entonces si es de tu talla.

Las faldas, frescas que para aprovechar su mejor apariencia para oficina debe tener ciertos criterios, por ejemplo la altura es recomendable  que sea ligeramente por sobre la rodilla, a la mitad o ligeramente debajo de ella, según el tipo de ámbito laboral que se tiene, esta prenda se relaciona con la forma de tu cuerpo y tu confort así que la elección de si es en tubo, recta o línea A será bajo tu mejor criterio, debes procurar que no sea muy ceñida ya que afecta directamente en tu concentración, es más, al momento de adquirir una falda siéntate y verifica el largo y procura no usar minis para la oficina en verano a menos que vaya acompañada de pantis o leggins por debajo.


Al usar pantalones procura que sean de color neutro pues mejora tu imagen general, evita los brillos, los estampados, los bordados, los que hacen que te aparezcan rollitos y los muy holgados al estilo pijama.

Tu ropa interior que acompañara tu atuendo debería ser también lencería neutra o básica con un calce excelente, para eso las asistentes en las tiendas donde adquieres tus prendas podrán asesorarte mejor, lo que más conviene son colores neutros, sin encajes ni texturas o estampados pues pueden notarse detrás de las telas finas.

Y para cerrarlo con broche de oro veamos los zapatos, recuerda que estos siempre deben estar en buen estado y limpios, para la oficina y en un ámbito estrictamente ejecutivo se recomienda el taco de siete centímetros. En caso que el ámbito de trabajo sea muy corporativo tu única opción es el zapato cerrado, pero en entornos más casuales incluso las sandalias pueden ser una opción eso si nunca deberán ser de playa sino de plataforma o taco aguja.

Recuerda repasar estos consejos de vez en vez para ponerlos en práctica y comprobar mirándote al espejo tus mejores opciones para la oficina, sigue con nosotras.


Las imágenes que se muestran fueron encontradas en la red, tienen sus propios autores y/o dueños, solo se han colocado como información y guía del tema que estamos tratando.
Si te agrado este articulo, no olvides suscribirte a la página Aquí





0 comentarios: