jueves, 27 de marzo de 2014

Como motivarte para hacer ejercicio sin dejarlo





Un día decides que si quieres bajar de peso y tener el cuerpo que siempre has querido, sabes que será difícil pero en ese momento estas muy motivada, sin embargo a medida que van pasando los días comienzas a ver lejana lo que al principio fue un reto que estabas dispuesto a ganar y vuelves al sedentarismo, aquí te damos unos consejos para que puedas estar muy motivada y logres una mejor calidad de vida.



Todas queremos una vida más saludable, pero el lograrlo parece estar en contra del estilo de vida que llevamos en ese momento, bueno lo primero es que cada uno entienda que se puede mejorar física y mentalmente, vivir saludable no tiene por qué ser triste ni ser complicado lo importante es entender que forma nos conviene más, de esta manera disfrutar el camino y no esperar solo llegar a la meta, por eso te brindamos estos consejos y esperamos logren mantener tu motivación como el primer día.

Hacer ejercicio al principio es para algunas molesto y engorroso si aún no le haz agarrado el gusto,  más si nunca antes lo hiciste para este fin, sin embargo ¿para que están las amigas?, actualmente en los gimnasios existen ofertas de 2 x 1 para que puedas disfrutar las rutinas de ejercicios mientras te diviertes con una compañera de ejercicios, o tal vez solo salir a correr para empezar. Si tu amiga ya tiene cierta formación o le gusta el ejercicio entonces mejor aún, pues te ayudara a salir de la cama, pasar por ti cuando comiences a flaquear en todo un plus motivacional para mantener el espíritu en auge.


Ordena tus horarios de ejercicios y respétalos, tener un calendario marcado en tu celular, agenda o computadora es una de las mejores cosas que puedes hacer para no dejar el ejercicio, eso si no dejes pasar ni un solo día marcado en el por ningún motivo, así solo dediques 30 minutos de ejercicios cardiovasculares caso que no puedas más por alguna urgencia. Así tu misma establecerás una rutina que tu cuerpo comenzara a sentir necesaria y al final dará frutos.

Se realista y no pienses que en un mes de ejercicios lograras llegar a tus metas finales, eso es imposible, los cambios se logran con esfuerzo y gusto al hacerlo, lo mejor que puedes hacer es ir de a pocos y proponerte metas reales es decir empezar a bajar pocos kilos y de esta forma tener un punto de partida. Tal vez elegir una parte del cuerpo y tonificarlo. Una vez logrado un primer objetivo iremos por el siguiente y así empezando por cosas fáciles lograremos encontrar el gusto de vencer los retos que nosotras mismas nos ponemos. Tú eres quien elige los retos iniciales, levántate a las 5 am a correr para que te quede tiempo para ir a trabajar, elige una cantidad en las series de algún ejercicio y cúmplelas, son ejemplos que puedes elegir fáciles e irlos reforzando y aumentando a medida que vas avanzando en los meses posteriores.


Envuélvete poco a poco en este mundo del fitness, tienes los medios sociales como Facebook o Pinterest donde existen paginas e imágenes que muestran personas que están como tu logrando su objetivo, aunque no lo creas es motivador buscar fotos de personas que han logrado hacer cambios positivos en su vida por medio del ejercicio, la idea es que te convenzas que no lo lograras si decides dejarlo y entregarte a la vida sedentaria, estar sentada en tu sillón sin hacer nada o tirada en tu cama sin un minuto de esfuerzo no te lleva a ningún lugar, hay una verdad y es que cuando haces ejercicios en poco tiempo lograras darte cuenta ciertos cambios en ti así como en tu salud, así es que ¡LEVANTATE Y SAL!

No solo debemos sentirnos recompensadas con nuestra figura por cada objetivo o pequeña meta que vamos ganando, también podemos engreírnos como premio por el gran esfuerzo que hacemos, así que si llegamos a lograr un objetivo podemos regalarnos un día entero con las amigas, un momento relajante en el spa, nuestro plato favorito en un rico restaurant, cualquier cosa que creas que te lo mereces como una estrellita en tu frente. La idea es que entiendas que tener una vida saludable no es algo mezquino ni obligatorio, es un estilo de vida muy positivo que puede mejorar tu entorno de diversas formas.


Mejorar nuestra calidad de vida no empieza en un gran salto, son pequeños pasos que nos hacen sentir bien cada día, en este caso en particular ejercitarnos como parte de una rutina sana, es una de las mejores cosas que podemos hacer por nosotras mismas y claro despertar cada mañana motivada es también parte de una vida saludable.


Las imágenes que se muestran fueron encontradas en la red, tienen sus propios autores y/o dueños solo se han colocado como información y guía del tema que se esta tratando.
Si te agrado este articulo, no olvides suscribirte a la página Aquí





0 comentarios: