domingo, 26 de enero de 2014

Nueva mamá cuídate de la depresión postparto





La gran espera materna que culmina en la llegada de un nuevo y muy querido miembro a la familia puede verse empañada por una depresión postparto y es que muchas veces los familiares no pueden comprender el porqué del cambio tan drástico de la madre que tiende a confundir a la familia, bueno en esta publicación esperamos orientarle para que pueda tomar la mejor decisión o al menos estar informado para poder ayudar a estabilizar a la madre.


La depresión postparto es muy específica, normalmente ocurre dentro de los primeros meses después del parto y esto es porque la madre ha tenido fuertes cambios bioquímicos y hormonales los cuales no puede controlar, puede ir desde una depresión transitoria hasta una depresión severa la cual incapacita y en un caso extremo puede llegar a una depresión psicótica. Al parecer, las mujeres que han experimentado depresión postparto han tenido con anterioridad algún caso de depresión, sin embargo y en su mayoría este tipo de depresión es transitoria sin ninguna consecuencia adversa.


Los cambios hormonales que desembocan en una depresión postparto muestra variados síntomas que son fáciles de diferencia de la actitud normal de la persona pues su personalidad puede verse afectada, si muestran estos síntomas entonces la madre podría estar pasando una depresión postparto:

Perdida de interés o placer en diferentes actividades, irritabilidad, inquietud o tendencia a llorar en exceso, animo triste, muy ansioso o sensación de “vacío” persistente, sensación de culpa, desesperanza, pesimismo, sueño alterado, apetito exagerado o escaso, dificultad para tomar decisiones o de concentración, sensación de fatiga persistente, también algún síntoma físico que podría estar fuera del tratamiento como dolor de cabeza, problemas digestivos o dolores crónicos en estos.


Con estas muestras muy marcadas en la personalidad de la persona se podría empezar a buscar ayuda profesional para comenzar un tratamiento para la depresión postparto, normalmente es con medicación antidepresiva o psicoterapia, incluso una combinación de ambos todo depende del grado de dificultad que pueda tener la depresión en la paciente.


Ahora sí, no todas tenemos vocación de médico y de repente tampoco podemos acertar en el mejor tratamiento médico de algún conocido o familiar o incluso el de nosotras mismas, pero aún podemos hacer mucho por este momento depresivo postparto, aquí te decimos de qué manera puedes apoyarte a ti misma o a una madre (si fuera el caso) que está pasando por este problema:



Procurar tener ánimo, porque SI, VAS A ESTAR BIEN, vivamos nuestro día a día, cumplamos con nuestra medicación y/o sesiones de psicoterapia, con estos primeros pasos en un tiempo podemos lograr ver todo con una mejor perspectiva y lograr tener un mejor control de la situación.

Mantenernos informadas sobre la maternidad, el cuidado y crianza de los hijos, tener un habito de lectura y enfocado en el tema de maternidad nos proporcionara mayor confianza y seguridad sobre esta situación.

Disfruta del aire libre, disfruta del clima, sal con tu bebe a dar una vuelta sea en brazos o en cochecito, harás ejercicio, te dará energía y mejorara tu ánimo, tres en uno, ¿qué más puedes pedir?
Únete a grupos de apoyo, muchas madres se pueden reunir para hablar de lo que viven o han vivido ayudándote a entender la situación que estás pasando, mostrándote que no eres la única que pasa por esto y claro te ayudara a superar este mal momento, recuerda que una piedra pesada es más ligera si varios la cargan al mismo tiempo.

Comparte tus sentimientos, habla con alguien que sientas que se preocupa por ti, tal vez no quieras ahondar mucho sobre algún tema incluyendo tu depresión postparto, pero suele ser suficiente poder expresar tus sentimientos en este nuevo papel de madre.

Aprende a aceptar la ayuda de los demás, por más mínima que sea o que te parezca, solo acéptala, aprende a decir SI y también a delegar responsabilidades y cargas.

Imita la rutina de sueño de tu bebe, aunque te parezca que dormir a las 10 de la mañana es una perdida en tus quehaceres, porque tu bebe siempre va a tenerte de arriba abajo entonces aprovecha el tiempo que tu bebe te permita. Todo lo demás como la comida, el lavado la limpieza puede esperarte.

Lo importante es que entiendas que mientras más rápido solicites ayuda, más rápido podrás superar este mal momento depresivo, espero te sea de utilidad esta información tu que ahora estas en un momento difícil o que conoces a alguien que está pasando por esto, nosotras seguiremos buscando buena información para ustedes, sigan con nosotras.


Las imágenes que se muestran fueron encontradas en la red, tienen sus propios autores y/o dueños, solo se han colocado como información y guía del tema que estamos tratando.
Si te agrado este articulo, no olvides suscribirte a la página Aquí





0 comentarios: