lunes, 16 de septiembre de 2013

Como hacer una mascarilla casera para una piel suave y tersa





Veo que los cuidados y tips caseros son muy apreciados en la red, es por eso que les traigo esta publicación de cómo hacer una mascarilla casera, de manera que ya no será un gasto extra de tiempo y dinero para tener y mantener tu rostro siempre suave.


Para hacer alguna mascarilla casera no es necesaria una gran inversión, muchas veces basta con abrir tu refrigerador encontrando todos los ingredientes necesarios con muchas propiedades individuales pero que juntas harán maravillas haciendo que tu piel luzca tersa, suave y exfoliada, veamos pues el consejo que dio en una entrevista el estilista Oscar Mora de la línea Bellisima para brindar a tu piel la luminosidad que tanto deseas.

Todos ya sabemos de las propiedades que nos da la leche y la avena para nuestra piel, así que usaremos estos dos ingredientes para hacer una pasta poderosa capaz de hacer maravillas en nuestro rostro.


Paso 1
Mezclamos avena y leche ambas en su estado natural y en una cantidad equivalente entre las dos, nos daremos cuenta cuando la mezcla se vea ligeramente grumosa, una vez que tengamos lista la pasta pasamos al segundo paso.

Paso 2
Echamos en la palma de la mano un poco de mezcla y con la yema de los dedos nos aplicamos suavemente por el rostro.



Paso 3
Ahora comenzamos a trabajar en las aplicaciones que nos hemos hecho en el rostro y creamos una mascarilla uniforme en él, lo importante de este paso rellenar todos los espacios del cutis a excepción de la zona de los ojos y los labios, cuando todo esté listo esperamos de 10 a 15 minutos a que seque la mascarilla.



Paso 4
Enjuagamos nuestro rostro con abundante agua hasta retirar por completo la mascarilla y secamos nuestro cutis con delicadeza.


Al terminar deberás notar los cambios en tu rostro casi de inmediato, veras que luce impecable, suave y con luminosidad, lo recomendable de esta mascarilla para potenciar sus efectos es aplicártela una o dos veces por semana, los ingredientes los tienes siempre en tu despensa así que no hay excusa para lucir mejor con esta actividad.


Un consejo para complementar este tratamiento semanal es también hidratar tu cutis con la ayuda de pepinillos capaces de hidratar tu piel en un santiamén. Si normalmente te exfolias una o dos veces a la semana durante el día, por las noches puedes complementarlas aplicándote rodajas de pepinillos todas las noches, no desperdicies las propiedades de este vegetal pues es rico en agua, vitamina E y contiene aceites naturales que hará lucir tu rostro siempre joven.

Espero que esta publicación te sea de ayuda, el clima está cambiando y nuestra piel lo está sintiendo, sigue con nosotras y disfruta de nuestros tips y consejos.


Las imágenes que se muestran fueron encontradas en la red, tienen sus propios autores y/o dueños, solo se han colocado como información y guía del tema que estamos tratando.
Si te agrado este articulo, no olvides suscribirte a la página Aquí





0 comentarios: