martes, 16 de julio de 2013

Rubor de Invierno, consejos de maquillaje





El rubor invernal será nuestro tema ahora, como un conocimiento general debemos saber que la aplicación del rubor debe hacerse de acuerdo al rostro de la mujer, así entendemos que no todas las mujeres debemos aplicarnos el rubor de la misma manera.

Sabemos que la mejor forma o la forma general de aplicar el rubor es a partir de las líneas nasogenianas o traduciendo los costados de la boca y de ahí en dirección a la cien, así de esta manera podemos levantar nuestra expresión y aportaremos vivacidad a nuestra expresión.

Nuestro rostro entonces nos debe la pauta inicial para darnos el toque femenino que más vaya con nosotras así que empecemos a observarnos en el espejo y veamos qué tipo de rostro tenemos para poder maquillarlo como lo hacen los especialistas. Si nuestro rostro es alargado, debemos procurar aplicarnos el rubor de forma horizontal para contrarrestar el exceso de verticalidad.


Los rostros redondeados, cuadrados o triangulares podemos dirigir la aplicación de rubor en forma vertical ligeramente inclinado u oblicuo para estilizar ese tipo de rostro.
Luego con el rubor sobrante de la brocha marcamos los ángulos de la cara, ángulos como la quijada, la nariz y la frente para afinar aún más nuestro rostro, el rubor es casi un maquillaje completo incluso podemos lucir diferentes looks en un mismo día.

Sé que muchas no han probado maquillarse solo con rubor y si lo han hecho tal vez haya sido por falta de tiempo y no conscientemente, aunque no lo creas este producto aplicado sobre un rostro limpio puede brindarnos un look natural, un estilo que realzaría nuestras facciones disimulando los tonos grisáceos de la piel muy común en esta fría época.

Un maquillador de Ésika el Make Up Artist Kike Sabrozo aconsejo en una entrevista que la aplicación del rubor debe estar de acuerdo con el horario del día, es decir por las mañanas un rubor tono ámbar que da un aire más natural, si complementamos este con un color de sombras que contrasten con nuestra ropa y con un labial rosa sin gloss resulta que obtenemos un look delicado y sutil, ideal para el trabajo.



Cuando la tarde a llegado y recién piensas en el maquillaje, un rubor rosa que tiene un tono más oscuro que el ámbar seria tu mejor elección y afinara mejor nuestro rostro. Combinamos con unas sombras de tonos de mediana intensidad, ahora los labiales adecuados en este combo serían los tonos corales, un look como este es perfecto para paseos y salidas diurnas.


Pero vamos, cuando la noche de invierno llega, podemos optar por los rubores granates que son de un tono más intenso y definen las facciones de maravilla, complementamos con unas sombras de colores naturales o colores pastel, y para poner la cereza en el helado finalizamos esta combinación con labial rojo; estos tonos son muy adecuados para cenas especiales o alguna fiesta nocturna, un combo ganador.


No tengo que verte para saber que estás de acuerdo conmigo, puedes ir probando las combinaciones que te di, espero que este tip de maquillaje y esta publicación te haya caído a pelo, ya tendremos más cosas interesantes para ti, sigue con nosotras.

Las imágenes que se muestran fueron encontradas en la red, tienen sus propios autores y/o dueños y solo se han colocado como información y guía del tema que estamos tratando.
Si te agrado este articulo, no olvides suscribirte a la página Aquí





0 comentarios: