jueves, 4 de abril de 2013

Diez buenas razones para no consumir comida chatarra





Si, lo sé la comida chatarra es deliciosa, grasosa, con un sabor que te deja feliz y sientes que te quita el hambre, tu no la tienes que preparar sino ya está lista en los lugares de comida rápida, y claro que estos están en todos lados pero ojo!
Si abusas de estos comestibles y los ingieres muy seguido podría causarte daños a tu organismo, si y no solo hablo de sobrepeso sino podrías llegar a adquirir enfermedades crónicas, para que lo pienses dos veces si quieres arriesgarte a hacer de esta comida chatarra tu placer diario lee abajo diez razones para no hacerlo.

Sobrepeso
Ya lo hemos mencionado lo sé pero no está demás tocar el punto, la comida chatarra contiene exceso de calorías, ingerirla dos o tres veces por semana podrías llegar a aumentar tu peso entre un 10% a 15% en solo cuatro semanas dependiendo tu asimilación. Esto es por el consumo excesivo de azucares y carbohidratos sin mencionar la grasa y condimentos que acompaña esta clase de alimentos, traducido significa que podrías subir en cuatro semanas de cinco a seis kilos.


Diabetes
Mencionamos sobre el exceso de azucares en la razón anterior ¿cierto? Bueno la diabetes en este caso seria del tipo 2, está muy ligado al sobrepeso causada por una mala alimentación. Internamente el páncreas es el responsable de convertir los azucares en energía pero el exceso hace que la insulina necesaria para este proceso no sea suficiente por lo tanto el azúcar no se convierte en energía y se almacena en la sangre directamente y esto no es bueno.


Cero Nutrición
Este tipo de comida ha sido elaborada para ser preparada casi instantáneamente sin otorgar mayor valor nutritivo, contiene químicos, preservantes y otros ingredientes sintéticos que hace que el cuerpo humano no pueda procesarlo bien, entérate que el cuerpo está diseñado para procesar los nutrientes naturales pero en el caso de los sintéticos ni se procesan bien ni se desechan bien y como un dato más para ti, según estudios el cuerpo humano tarda cerca de cincuenta y un días en digerir este tipo de alimentos si lo ingieres seguido los químicos y las grasas en él se acumulara en tu cuerpo y boom! Vendrían días negros.  


Problemas con el corazón
La comida chatarra contiene grasas saturadas en exceso, esto incrementa tus niveles de colesterol LDL o como se dice el colesterol maligno ya que contribuye a la obstrucción de las arterias haciendo difícil la circulación de la sangre y del colesterol HDL o buen colesterol que es el encargado de evitar las grasas en la sangre y arterias obviamente. Seguir por este camino te podría provocar un caso de aterosclerosis que en casos serios sufrirías de un ataque al corazón.



Problemas cerebrovasculares
El colesterol maligno tambien afecta al cerebro pues cuando las arterias se obstruyen la sangre no llega al cerebro, cuando esto ocurre tampoco llega oxigeno y mueren células que no se regeneran ocasionando un daño permanente.

 
 Hígado dañado
Estudios realizados en Suecia demostraron que la comida rápida o comida chatarra causa daño hepático, esto es debido al aumento de la enzima ALT la cual se encuentra en el hígado, riñón, corazón y los músculos. Cuando el hígado se lesiona esta enzima ALT es liberada en la sangre la cual permite acumular más azucares y carbohidratos dando paso al incremento de peso.
 

Envejecimiento acelerado
La comida chatarra contiene un alto contenido de radicales libres los cuales provocan desgastes en las células del cuerpo, para explicarlo mejor los radicales libres son moléculas que han perdido un electrón y al tratar de recuperarlo lo obtienen de otra molécula en este caso de nuestro cuerpo. Cuando una molécula es dañada ya no puede cumplir con sus funciones y en el caso de nuestro cuerpo las áreas que se ven afectadas son los intercambios de nutrientes, regeneración celular y reproducción celular. Todo este daño acelera el proceso de envejecimiento y más cuando afecta al colágeno que contiene nuestra piel la cual nos otorga elasticidad y el efecto de juventud.


Problemas respiratorios y Apnea del sueño
El sobrepeso da la bienvenida a estos dos males, en el caso de nuestros pulmones nuestro sobrepeso provoca que ellos trabajen más para obtener oxigeno que ya nuestro colesterol maligno dificulta de por si su traslado, y la Apnea o sensación de no poder respirar nos perjudica nuestro descanso diario y de nuevo nuestra correcta oxigenación.


Daños en el cerebro
Está comprobado que existe relación entre la nutrición y el desarrollo del cerebro, así pues el consumo en exceso de las comidas chatarras puede afectar al sistema nervioso. Las grasas TRANS son formadas cuando los aceites vegetales son procesados, estos tienen relación con la reducción del volumen cerebral, afecta las capacidades cognitivas o capacidades para aprender y adquirir conocimientos, así que no abuses de ellos y evita que los niños menores de tres años la ingieran.


Comida adictiva
Estudios en la universidad de Princeton en EEUU, demuestran que los azucares contenidos en la comida rápida nos vuelven adictos a ella. Mira pues que ahí está el truco, por eso volvemos a ella y claro si se siente bien comerla, los estudios hechos en animales como en humanos revelaron que los azucares liberan la dopamina que es una sustancia neurotransmisora que específicamente busca PLACER. Entrando en detalles las investigaciones soltaron que las personas obesas tienen deficiencia de dopamina casi de igual la que tienen los adictos a la cocaína, muy serio ¿verdad?.

Si sé que algunas de estas razones ya lo habías escuchado o leído, pero nunca está de más decirte que el exceso es malo y que si quieres abusar de las comidas chatarras sepas que te la juegas a perder.

Las imágenes fueron encontradas en la red tienen sus propios autores y/o dueños, solo se han colocado como información y guía del tema que se está tratando.
Si te agrado este articulo, no olvides suscribirte a la página Aquí





0 comentarios: