lunes, 29 de abril de 2013

¿Intolerante a la lactosa? busca otras fuentes de calcio





La leche como alimento básico en nuestra alimentación nos ayuda a formar los huesos, los músculos, las articulaciones nos ayuda a mejorar las funciones coronarias por su contenido de calcio, pero para los que sufren de intolerancia les decimos que también puedes obtener este nutriente de otros alimentos.

El nutricionista y docente de Isotur José Antonio Quispenos dice que existen derivados de la leche como el queso y el yogurt que no causan intolerancia a la lactosa a pesar de su origen, mantienen sus fuentes de calcio intactas como la leche misma.
Otro alimento rico en calcio es el pescado en especial las sardinas las cuales nos aportan una rica fuente de este nutriente, siguiendo los alimentos de reemplazo de la leche podemos citas el ajonjolí y el tocosh así como la soya, la espinaca las almendras y el brócoli.
La importancia de consumir el calcio para nuestra formación corporal y el mantenimiento de la misma es tal que debemos aprovecharlo en una alimentación balanceada, en el caso que alguien pueda tener intolerancia a la lactosa no es motivo para perder el calcio en una alimentación mal balanceada por que el ser humano pierde este mineral de forma constante ya sea por la orina o por el sudor.
También debemos tener mucho cuidado cuando con los alimentos inhibidores que nos impiden absorber el calcio de una forma correcta, de ejemplo podemos nombrar al salvado de trigo, café, las gaseosas oscuras, y los alimentos que tienen exceso de sal y azúcar. Cuando consumimos estos alimentos inhibidores debemos evitar consumirlos con los alimentos ricos en calcio porque los primeros poseen ácidos oxalatos, citratos y excesos de fosforo que tienen una mala interacción con el calcio.
Por otro lado los alimentos que nos ayudan a absorberlo con una mejor disponibilidad son las frutas y la quinua, están logran una perfecta asimilación con el calcio para nuestro organismo y es recomendable consumirlos junto a los alimentos ricos en este mineral.
Como un dato adicional para los intolerantes a la lactosa que aun disfrutan del sabor de la leche, existen productos hechos sin lactosa, pero si se diera el caso de que no lo tenga a la mano, puede probar la cocoa con pequeñas cantidades de leche pues la cocoa ayuda a disminuir los síntomas de mala tolerancia a la lactosa.
Las imágenes que se muestran fueron encontradas en la red, tienen sus propios autores y/o dueños, solo se han colocado como información y guía del tema que se está tratando.
Si te agrado este articulo, no olvides suscribirte a la página Aquí





0 comentarios: