martes, 19 de marzo de 2013

Jabón de Glicerina para piel mixta (aprende a identificar tu piel)





Este tema es generalmente seguido por adolescentes y jóvenes adultos con problemas de piel grasa o que ellos piensan que tienen piel grasosa, todos siempre vamos a tener uno que otro granito y espinilla, claro que a veces es granote pero el tamaño de estos no determina tu tipo de piel.

Te has conseguido remedios, has ido al dermatólogo, has pensado que por arte de magia mañana te vas a levantar con la cara de modelo con photoshop y que sin mucho esfuerzo dejaras zanjado este tema, pues déjame decirte que no hay tal cosa.
Primero que nada debemos identificar el tipo de piel, no por el hecho de tener granitos y espinillas debemos suponer que tenemos piel grasa, fíjate bien en el espejo, observa donde tienes más acumulación de grasilla, si es en la llamada zona T (nariz y frente y tal vez en la barbilla) y en el resto de la cara tienes el cutis aparentemente normal, entonces tienes piel mixta. Este error lo cometen muchas personas y han tratado su piel con productos fuertes que son buenos para piel grasa, pero agresivos para piel mixta y por consiguiente han terminado resecando la piel y a la larga siguieron estando las espinillas y barritos.

Si acompañas a esto que también tienes la piel fina y sensible entonces si terminaras con la cara magullada roja y tal vez con resequedad y escoriaciones, tal vez ya estás pasando por eso, para evitar estos problemas en nuestra dermis más preciada te brindaremos unos sencillos pasos para mejorar el aspecto de nuestro rostro, controlar el acné y mejorar nuestro autoestima, primero conseguiremos jabón de glicerina natural al cien por ciento; asegúrate que no contenga ningún tipo de detergente, claro que si aparece que es totalmente natural se sobreentienda pero algunas marcas solo usan este dato para vender así que fíjate bien.


Cada noche vamos a lavarnos el rostro con el jabón de glicerina antes de acostarnos, con agua del grifo normal es suficiente, luego nos aplicaremos una delgada capa de crema hidratante, nada de embadurnarnos la cara con la crema ah!, mucho cuidado solo una capa fina y listo.
Por la mañana podemos repetir el proceso pero solo con glicerina con agua o solo agua, según como nuestra piel admita el tratamiento, este proceso es sencillo para controlar los males que ya hemos mencionado pero voluntad y constancia son la clave y si en verdad quieres resultados ya te di el método, de ti depende darte el cambio, suerte.

Las imágenes fueron encontradas en la red, tienen sus propios autores y/o dueños, solo se han colocado como información y guía del tema que estamos tratando.
Si te agrado este articulo, no olvides suscribirte a la página Aquí





0 comentarios: